Hallan más túneles prehistóricos bajo las pirámides de Bosnia

Hasta marzo no se había avanzado mucho en las exploraciones, pero en los últimos meses se realizó un importante descubrimiento.

Después de más de medio año de trabajos de limpieza y exploración de nuevas secciones en la conocida como Pirámide del Sol, en Bosnia, se descubrieron nuevos túneles prehistóricos que han llamado mucho la atención de la comunidad internacional.

Desde fines del año pasado hasta marzo de este año, no se consiguió avanzar mucho en las exploraciones de estos túneles, pero hace muy poco se siguió uno de los ramales encontrados, uno que iba dirección sur, directamente a la Pirámide del Sol, el cual estaba tapiado, en forma natural o no, por una gran roca.

Túnel prehistórico Bosnia

Sam Osmanagish, descubridor de estas pirámides, declaró: “Decidimos rodear la roca utilizando pasadizos paralelos y aunque nos encontramos con muchos túneles taponados por el sedimento pudimos avanzar por otros pasadizos laterales con direcciones Este y Oeste, aunque no avanzamos demasiado porque volvimos a encontrarnos una gran cantidad de material”.

“A pesar de ello, no nos dimos por vencidos y excavamos un túnel alrededor de una roca. Lo hicimos con sumo cuidado, comprobando en cada momento la estabilidad de la zona y realizando mediciones de oxígeno y también de dióxido de carbono, por lo que pudiera pasar. Finalmente, tras 30 metros, superamos la roca”, agregó.

Tras salvar ese enorme obstáculo se encontró un nuevo tramo, ausente de material de relleno o sedimento, pero estaba bajo el agua. Debido a la altura que tenía, entre 1,10 y 1,20 metros, aproximadamente, la exploración se realizó en cuclillas, y en esa posición se desarrolló durante todo el tramo.

En él no se encontraron restos arqueológicos ni evidencia de la presencia humana, pero sí se encontraron curiosos fragmentos de roca bastante alargados que fueron enviados a un laboratorio para ser analizados.

Cuando se llegó al final del túnel, los investigadores hallaron una zona más seca donde había gravilla y un pequeño estanque redondo de unos 100 centímetros de diámetro y 50 centímetros de profundidad.

En otro de los ramales del túnel se encontró material orgánico, exactamente un trozo de madera, que también fue enviado para su posterior estudio. Ahora que se conoce otro túnel más, seguro que se realizarán más búsquedas para conocer a dónde llevaban exactamente, quién los construyó y si hay más y éstos cuentan con más restos que puedan ayudar a determinar las muchas hipótesis que giran en torno a ellos y tener más conocimiento sobre estos misteriosos túneles.

Fuente: http://redhistoria.com/

Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|18:45
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|18:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes