Analizan muestras de sangre para identificar 600 desaparecidos

El Equipo Argentino de Antropología Forense manifestó que "aspira que este proyecto traiga paz a los familiares de desaparecidos y aporte evidencia a los juicios en curso en nuestro país". Antes de fin de año se enviarán otras 800 muestras de sangre para su análisis.

Un laboratorio genético de EE.UU. compara 2.800 muestras de sangre de familiares de desaparecidos durante la dictadura militar argentina con más de 600 restos óseos de otras tantas personas para determinar si son víctimas de la represión, informó hoy el Equipo Argentino de Antropología Forense.

El laboratorio estadounidense, que no identificó, analiza las muestras de sangre y los restos desde comienzos de julio, apuntó hoy la organización científica en su sitio web.

"Se aspira a que este proyecto traiga paz a familiares de desaparecidos y aporte evidencia a los juicios en curso en la Argentina", puntualizó.

Señaló que en las investigaciones que lleva a cabo el laboratorio de Estados Unidos se están aplicando "avances recientes en genética" desarrollados en la identificación de víctimas de la Guerra en los Balcanes y del atentado terrorista a la Torres Gemelas.

La organización científica indicó que antes de fin de año enviará otras 800 muestras de sangre para su análisis.

Los restos fueron exhumados de cementerios de la provincia argentina de Buenos Aires y del de San Vicente, en Córdoba, capital de la provincia homónima (centro), donde habían sido sepultados como "NN" (desconocidos) durante la dictadura militar (1976-1983).

El 24 de julio pasado, un tribunal condenó a prisión perpetua al ex general Luciano Menéndez, que fue jefe del III Cuerpo del Ejército con jurisdicción en Córdoba y otras tres provincias, por el secuestro, tortura y asesinato en 1977 de cuatro militantes de izquierda.

El tribunal dictó la misma condena a cuatro ex oficiales del Ejército mientras que otros tres recibieron castigos que van de 18 a 22 años de prisión.

Menéndez, de 81 años, es considerado un símbolo de la represión política desatada por la dictadura, que según cifras oficiales causó la desaparición de unas 18.000 personas, cifra que organismos humanitarios elevan a 30.000.

El Equipo Argentino de Antropología Forense, que actualmente trabaja en otros países latinoamericanos, se creó en 1984 para contribuir a la investigación de violaciones a los derechos humanos e identificar restos de desaparecidos.

En noviembre de 2007, lanzó una campaña en Argentina para la recolección de muestras de sangre entre familiares de desaparecidos y personas que sospechan que en su infancia podrían haber sido robadas a sus padres y entregadas en adopción.

La recogida de muestras se lleva a cabo en 63 centros de todo el país para crear un Banco Nacional de Sangre de Familiares de Personas Desaparecidas, con la colaboración del gobierno y de organismos humanitarios.

La asociación Abuelas de Plaza de Mayo ha logrado restablecer la verdadera identidad de 90 hijos de desaparecidos sobre el total de 500 que se calcula que fueron robados a sus padres y entregados en adopción.

La organización científica argentina también participa en tareas similares en Chile, Colombia, Guatemala, México y Perú
Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 08:15
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 08:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'