Deportes

Aimar: "Tengo que demostrar que estoy capacitado"

Tras conocer la noticia que estará concentrado en el partido ante Central, el Payaso mostró toda su felicidad y avisó que "ahora viene lo más difícil".

El mediocampista cordobés Pablo Aimar se mostró hoy feliz por volver a estar concentrado con el plantel para un partido oficial, el del próximo domingo frente a Rosario Central, después de tres operaciones en el tobillo derecho, y afirmó que "ahora viene lo difícil", ya que deberá demostrar que está "a la altura de éste River".

"Lo esperé mucho tiempo, intentando poder entrenar varios días con el equipo, con la pelota, como hoy que fue mucho más físico. Fue mucho tiempo esperando poder estar entre los que pueden jugar unos minutos el domingo", aseguró. 

Y admitió: "Ahora viene lo difícil, hacerlo a la altura de River y de éste River, que es un equipo muy competitivo hoy". Aimar fue incluido por el entrenador Marcelo Gallardo entre los 18 convocados para el encuentro frente al "Canalla", donde el "Millonario" intentará mantenerse en los puestos de vanguardia del torneo de Primera División.

Aimar


El "Payaso" repitió que en medio de tanta incertidumbre sobre su situación física pensó en el retiro definitivo, por lo que calificó esta oportunidad como un "regalo". "Obviamente que se me cruzó dejar, muchas veces. 

Es difícil competir contra muchachos jóvenes, en diferentes condiciones físicas. Soy consciente que dentro del profesionalismo no voy a estar mucho más, así que lo estoy viviendo como de regalo todo esto. Sé que queda poco y lo estoy tomando así", reveló. 

Y completó: "Un mes después de la última operación, pensé que no iba más. Después pude estar un poco mejor, entrené con el equipo y de a poquito fui sintiendo que podía estar a la altura de ellos. Desde fuera vieron que éste es el momento que puedo sumar y aportar algo. Ojalá que cuando pasen los partidos siga viendo lo mismo, que hay una evolución y que puedo formar parte de este gran River". 

El cordobés, de 35 años, que actuó por última vez el 21 de abril del año pasado con la camiseta del Johor de Malasia, pero luego de ese paso comenzó a sentir recurrentemente los dolores en el pie derecho. 

Los médicos le diagnosticaron entonces una entesopatía aquiliana en su tobillo derecho, derivado de otra operación por un sobrehueso en el pie derecho, en junio de 2014. 

Para traducir los términos médicos, lo que sufrió -y sigue sufriendo- es una inflamación en el tendón de Aquiles derecho, que luego de una exigencia, le impide hasta caminar con normalidad. 

La última cirugía se produjo en febrero pasado, cuando el "Payaso" comenzó a sentir dolores luego de haber realizado la pretemporada con el resto del plantel en Punta del Este, Uruguay. 

Y luego de todo ese trajín, Aimar comenzó hace algunas semanas a entrenarse a la par del grupo y Gallardo consideró que su evolución era suficiente para darle una oportunidad antes del receso por la Copa América y en el estadio Monumental. 

Aimar es consciente de lo que deberá demostrar para estar a la altura del desafío que le implica volver a ponerse la camiseta "millonaria" -usará el número 35- y en el estadio Monumental, seguramente repleto para festejar la clasificación a semifinales de la Copa Libertadores, tras el 3-0 en Brasil frente a Cruzeiro. 

"De lo que se vio con Cruzeiro hay poco que mejorar. Desde la experiencia se pueden aportar posicionamiento y tranquilidad, está claro que me encantaría jugar, si vamos a ver el River del otro día hay poco para aportar", indicó.

"Tengo ganas de jugar"

Aimar sabe que saldrá como suplente el domingo y, durante toda la conferencia de prensa, insistió en que quiere demostrar que puede ser una alternativa para "solucionar cosas". 

"Tengo ganas de jugar, de sentir el estadio otra vez lleno, lo voy a sentir el día previo. Me acuerdo de un montón de gente que me ayudó y me sigue ayudando. No quiere decir que no tengo nada más, tengo que seguir con un tratamiento. En primer lugar está mi familia y mis cuatro hijos que me ven con el pie en el hielo tantas horas. No es de vida o muerte esto, pero es un desafío deportivo", confesó.

Y agregó: "Me imagino un montón de cosas, está claro que creo que la gente va a ser buena conmigo y después me va a exigir como a cualquier otro. Creo que River es grande por las exigencias, por eso este equipo tiene algo muy bueno que sabe convivir con las exigencias, y está bien que sea así. Estos muchachos saben que el domingo tienen que ganar de nuevo, y eso está bueno, lo que pasa es que hay que estar muy bien". 

Aimar también valoró la "sinceridad" del entrenador Marcelo Gallardo, que lo bancó en el momento más difícil, cuando debió tomar la decisión de volver a operarse. 

"Depende de lo que pase en el partido, lo que siempre estuvo claro entre nosotros fue que iba a jugar si me lo merezco, no le voy a sacar minutos a alguien que se lo merece más que yo. La sinceridad y el respeto están por encima de un montón de otras cosas. Lo que hablamos hace cinco o seis meses fue así, confío en que él haya visto que yo le puedo solucionar cosas. La importancia es enorme de Gallardo, que me dijo vení, probá, operáte de nuevo que te vamos a esperar y que si no va te lo vamos a decir", contó. 

"No hay muchos jugadores por arriba de los 35 años que no sean arqueros jugando en un equipo como River. Lo digo porque obviamente los problemas físicos de los últimos años hacen que haya algo que no tenía a los 22 años. Apelo a la sinceridad desde afuera que me digan que puedo solucionar cosas, yo creo que sí, si después es que no, lo aceptaré con sinceridad", resumió. 


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|21:34
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|21:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016