Deportes

Cada vez está peor el drama del smog

Sin embargo, Pekín respiró hoy. El viento y la lluvia los próximos días se llevarán la espesa nube de "smog" que cubre la capital china, según anunciaron los meteorólogos.

Pekín vivió hoy una jornada que se puede definir con la filosofía del yin y el yang: tuvo una noticia buena con las previsiones meteorológicas y otra mala con la creciente preocupación de que el tráfico colapse la ciudad durante los Juegos Olímpicos.

Pekín respiró hoy. El viento y la lluvia los próximos días se llevarán la espesa nube de "smog" que cubre la capital china, según anunciaron hoy los meteorólogos.

Hoy sopló ya una ligera brisa en la metrópoli de 17 millones de habitantes y cayó un poco de lluvia. La mejora era evidente, según recordó hoy el subdirector de la Oficina de Medio Ambiente, Du Shaozhong. "Ya se pueden dar cuenta de que se está mejor que ayer", dijo Du.

"Yo nací en Pekín y he estado en Pekín más de 50 años. creo que el cielo en Pekín es así. En Pekín tenemos más días nublados que soleados. Es así", dijo Du, quitando cualquier esperanza de que la mejora en los indicadores se vea acompañado de un cielo azul.

Du no quiso comentar la posibilidad de tomar medidas más drásticas, como prohibir circular al 90 por ciento de los coches, según informó la prensa local el lunes.

El índice de partículas nocivas, que habían provocado el "smog" desde el jueves a pesar de las duras medidas restrictivas de tráfico, bajó hoy por primera vez de los 100 puntos gracias al viento.

Kevan Gosper, miembro del COI, no se mostró hoy preocupado por las condiciones del aire ni por el tiempo caluroso y húmedo de la capital. "La mayoría de las competiciones se celebrarán en canchas climatizadas. Además, muchos atletas que actúan al aire libre están acostumbrados al calor y a la alta humedad", señaló.

El presidente del COI (Comité Olímpico Internacional), Jacques Rogge, había avisado hace meses de que los deportes de resistencia al aire libre podrían ser aplazados en caso de que la suciedad del aire fuera extrema.

La Oficina de Medio Ambiente de Pekín predijo para la semana previa a los Juegos, que se inauguran el 8 de agosto, frecuentes lluvias. Posiblemente podría llover cinco de los siete días, lo que ayudaría a limpiar aún más el aire.

La buena noticia para los deportistas y los organizadores es mala para el director chino Zhang Yimou. El coreógrafo de la ceremonia inaugural nada teme más que a la lluvia el 8 de agosto. "Sería una catástrofe", escribió la agencia de noticias estatal Xinhua. Los datos históricos dan un 41 por ciento de posibilidades de lluvia en la ceremonia inaugural.

Para evitar la lluvia el 8 de agosto y con ella la ruina de la ceremonia, que contará con muchos fuegos artificiales, los organizadores podrían tratar de evitar que las nubes se posaran sobre el estadio con ayuda de cohetes con yoduro de plata que se dispararían a las nubes para dispersarlas.

"El método puede tener efecto con las nubes pequeñas, pero no con las grandes tormentas", según informó hoy el diario "China Daily". La primera semana de agosto es tradicionalmente la de mayores lluvias del año. El BOCOG había propuesto al COI celebrar la ceremonia el 15 de agosto, pero se eligió el día 8.

Pero no todo fueron noticias positivas. A diez días de la inauguración de los Juegos crece la preocupación de que se produzcan severos atascos de tráfico durante el evento.

El comité organizador (BOCOG) ha establecido una flota de 7.000 coches y autobuses para llevar en coche a los 50.000 funcionarios, deportistas y periodistas que estarán en Pekín.

El tráfico preocupa al Comité Olímpico Internacional (COI), según dijo hoy Yu Chunquan, responsable del asunto en el BOCOG. La pasada semana ya comenzaron las restrictivas medidas para reducir el tránsito de los 3,3 millones de coches privados que hay en la ciudad a la mitad. Los cinco cinturones de circunvalación de Pekín siguen, sin embargo, atascados, como reconocieron hoy los organizadores. En poco ayuda el carril específico para el transporte de la gran "familia olímpica".

La subdirectora de la policía de tráfico, Wang Li, no se mostró "100 por ciento segura" de poder garantizar unos Juegos libres de atascos.

El remodelado aeropuerto de Pekín ya se prepara también para la "invasión". Se espera que cada día lleguen entre 180.000 y 200.000 pasajeros que aterrizarán en 1.600 aviones. El manager del aeropuerto, Dong Zhiyi, se mostró convencido de que se abordará el tráfico aéreo sin problemas.

Por miedo a atentados las fuerzas de seguridad se concentran en la detección de explosivos así como materiales biológicos y químicos. "Hay grupos nacionales que tienen un lema claro, que es sabotear los Juegos e impedir que China pueda tener unos exitosos Juegos", dijo otro manager del aeropuerto sin dar detalles concretos.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|13:20
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016