Deportes

Se terminó el sueño de Prigioni de jugar una final

Houeston Rockets cayó 104 a 90 ante Golden State y se quedó en la puerta de una final en la NBA.

Stephen Curry demostró ser el alma de los Golden State Warriors al guiarlos a una victoria de 104-90 ante Houston Rockets la noche del miércoles y clasificarlos a la primera final de la NBA de la franquicia en 40 años. 

Curry jugó con un brazo vendado luego de una fuerte caída en el anterior partido en Houston, y anotó 26 puntos para que los Warriors ganaran 4 victorias a 1 la final de la Conferencia Oeste de la NBA. 

Los de Golden State se miden ahora por el título contra Cleveland Cavaliers, que se coronaron en la Conferencia Este bajo la guía de su superastro LeBron James, al barrer 4-0 a los Atlanta Hawks. 

La Final de la NBA comienza el 4 de junio en la cancha de Golden State, el equipo con mejor récord de la liga en la temporada regular. 

Los guerreros californianos basaron su triunfo en el trabajo efectivo de Curry, que coleccionó además 8 rebotes, 6 asistencias y 5 robos de balón, más el aporte del alero Harrison Barnes (24 pts) y el escolta Klay Thompson (20). 

"Nos merecemos celebrar esta noche, pero todavía tenemos un asunto pendiente y se ha demorado mucho tiempo en llegar ésta victoria a la zona de la Bahía", dijo el All-Star Klay Thompson. 

Bajo las tablas los de Golden State impusieron su ley con 59 rebotes, 20 más que sus rivales, liderados por el trabajo del gigante australiano Andrew Boguts, con 14 tablas, Draymond Greene con 13 y el reserva nigeriano Festus Ezeli, con 9 balones capturados y 12 cartones anotados. 

El brasileño Leandro Barbosa salió de la banca de los Warriors para aportar 7 puntos, 2 rebotes y una asistencia en 11 minutos. Los Warriors del técnico Steve Kerr hicieron un gran trabajo en la rotación de la defensa sobre el peligroso escopetero de Houston James Harden, que en el cuarto partido en Houston les había maltratado con 45 puntos.

Ahora, el Barba Harden fue limitado a 14 unidades, 10 de ellas de las 13 veces que cobró tiros libres, y sólo dos canastas de campo en 11 intentos. 

"Perdimos balones y eso les dio canastas fáciles en transición", dijo Harden. 

"Así no es como queríamos terminar, pero ha sido muy buena temporada para nosotros. El próximo año queremos ser mejor, y lo haremos". 

Por Houston destacaron Dwight Howard con 18 tantos y 16 rebotes y 4 bloqueos, Jason Terry y Corey Brewer con 16 per cápita y Trevor Ariza con 15. 

El argentino Pablo Prigioni jugó sólo 7 minutos, en los que coleccionó una asistencia y un robo de balón. 

La final al mejor de siete juegos enfrentará al Jugador Más Valioso de la actual temporada, Stephen Curry, contra el cuatro veces MVP y dos veces campeón LeBron James. 

Cleveland no ha ganado un campeonato aún, y ha llegado dos veces a la Final NBA (2007 y 2015), ambas a remolque de James. 

El único título de Golden State fue en 1975, cuando ninguno de sus actuales jugadores aún no habían nacido y su entrenador Steve Kerr tenía apenas 10 años. 

  

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca100%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|18:50
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes