Deportes

La justicia de EEUU allanó las oficinas de la Concacaf

Las autoridades estadounidenses allanaron las oficinas de la Concacaf en Miami como parte de la investigación por corrupción en FIFA.

Las autoridades estadounidenses allanaron hoy las oficinas de la Concacaf (Confederación de Fútbol del Norte, Centroamérica y el Caribe) en la ciudad de Miami, como parte de las investigaciones por corrupción de algunos directivos de dicha organización que integran la FIFA.

Según un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, se está llevando a cabo un registro en las oficinas de la Concacaf en el estado norteamericano de Florida, informó la prensa estadounidense.

El departamento de Justicia de Estados Unidos resolvió hoy imputar a nueve directivos de la FIFA y a cinco ejecutivos de empresas privadas en un escándalo de corrupción por el pago de coimas para la compra-venta de derechos deportivos, donde se habrían pagado sobornos por 150 millones de dólares. En total, son siete los detenidos.

La detención fue ejecutada a petición de una fiscalí­a de Nueva York que investiga presuntos casos de conspiración y corrupción a lo largo de un perí­odo de 24 años.

Además, la fiscalí­a suiza ha abierto un proceso penal contra algunos de esos directivos de la FIFA por sospechas de gestión desleal y de lavado de dinero en relación con la elección de las sedes del Mundial de Fútbol de 2018 y 2022.

Dos vicepresidentes de la FIFA, el uruguayo Eugenio Figueredo y el caimanés Jeffrey Webb, así­ como el ex presidente de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, figuran entre los 14 acusados por Estados Unidos por corrupción.

Entre los imputados figuran tres empresarios argentinos: Alejandro Burzaco, ejecutivo de la empresa Torneos y Competencias, y Hugo y Mariano Jinkis, ejecutivos de la empresa Full Play Group.

La investigación "se extiende al menos a lo largo de dos generaciones de directivos del fútbol, sospechosos de haber abusado de sus posiciones para hacerse con millones de dólares en sobornos y retrocomisiones", indicó en el comunicado la secretaria de Justicia, Loretta Lynch.


En Imágenes