Porteadores de Aconcagua: sacrificio, aventura, peligro y solidaridad

Llevan kilos y más kilos de carga a los campamentos de altura del cerro; salvan vidas, viven su bohemia e intentan sobrevivir a las empresas que acaparan el negocio de la altura.

Es una de las profesiones más extraordinarias que existen en Mendoza y se concreta, por lo mismo, bajo extraordinarias condiciones laborales, no sólo porque se desarrolla en alturas donde la vida se limita a pocas evidencias, sino porque no hay regulación ni protección para ellos. 

Aconcagua montaña andinismo andinistas


Son los porteadores del Aconcagua, grupos de chicos y chicas que ofician de mulas humanas en las faldas inhóspitas de nuestro Parque Provincial Aconcagua. Los porteadores son jóvenes -muy jóvenes, pocos de ellos pasan los 25 años- que cobran a quienes se dan el “lujo” (o se permiten la “cobardía deportiva” o la “comodidad calculada”) de pagar en dólares para que les lleven la carga a los campamentos de altura del Aconcagua.

Diego Carbonell Aconcagua nieve p


Al principio, entraban solos, armaban sus carpas en los campamentos base y ahí se quedaban, esperando por andinistas que requirieran de sus servicios. Ahora, hay privados -la mayoría- y hay independientes, los menos. Es un trabajo muy rotativo, muchos se van, otros vuelven, pero esta es situación habitual en casi todas las profesiones que impactan en las temporadas de Aconcagua.

Adrián Jiménez (25) es secretario y Ezequiel Doldán (25), es presidente de la Asociación de Porteadores del Aconcagua -APA-, entidad independiente que ya suma seis años de vida.

APA tiene unos 200 inscriptos, aunque no todos son porteadores y son apenas un 10% de ellos se asienta en los campamentos cada año.

Así es: cada temporada, es posible, por fuera de las empresas, encontrar una veintena de porteadores independientes dispuestos a ofrecer sus servicios y en todos los campamentos de las dos quebradas principales del cerro: Horcones y Vacas.

“APA surgió como un reclamo, una lucha para mejorar nuestras condiciones laborales. Las empresas hacen uso y abuso de los porteadores”, dicen ellos.

Algunos llevan hasta 20 kilos, es lo ideal, lo correcto, lo más saludable. Sin embargo, hay quienes cargan 30, 40 y hasta 50 kilos cerro arriba, “por eso, queremos generar conciencia, cuidar la salud”.

“Nadie especifica cuánto debe cobrarse por kilos y por distancias, entonces hay grietas por todos lados”, completan ellos y diremos “ellos”, pues los discursos de Adrián y Ezequiel están unificados en cuanto a la problemática que los convoca.

Plaza Mulas andinistas Portada


En el caso de los que portean para empresas privadas, la situación tiene sus ventajas y desventajas. La ventaja es que se tiene trabajo permanente, pues, cada vez de modo más decidido, todo conspira para que el único modo de entrar al cerro sea a través de una empresa (de hecho, el gobierno de Mendoza cobra un permiso de ingreso más barato a quienes van al cerro contratando a una empresa). La desventaja es que los porteadores “privados” ganan menos, pues las empresas se quedan con “hasta un 60%” de lo que el cliente paga en concepto de porteo.

Así, un porteo a Plaza Cólera (6100 msnm, de los campamentos de altura usados masivamente, el más alto) puede costar “250 dólares por APA y unos 300 o 350 dólares por una empresa. De esa plata, hasta un 60% queda en manos de la empresa. Nosotros trabajamos para mejorar esto, porque los independientes se quedan con todo lo que ganan por el trabajo y los privados, no. Las empresas arreglan porteos más caros porque tienen a los clientes cautivos y se quedan con buena parte del pago por porteos”, aducen.

ACONCAGUA 092.jpg new


Con el paso de los años, toda la actividad en torno al cerro, que se cuenta por decenas de millones de pesos por temporada, se está concentrando en no más de cinco empresas. Las más chicas fueron absorbidas o desaparecieron. Ahora, las más grandes son Aymará, Inka y Grajales, pero hay varias más. Y las actividades “tienden a monopolizarse”.

“Desde APA, buscamos generar trabajo genuino. La mayoría de nosotros somos estudiantes de la Escuela de Guías de Trekking y Alta Montaña. Somos un recurso humano fundamental en el cerro. Estamos siempre dispuestos para hacer rescates, evacuaciones y para bajar basura y de hecho, siempre lo hacemos. Merecemos que sea más considerada nuestra posición. De hecho, todavía nadie se ha animado a garantizar nuestra presencia cada temporada en cerro. Cada año, tenemos que empezar de nuevo con trámites, como si no existiéramos”, aseguran.

Plaza de Mulas helicóptero


Otro tema a considerar -y mucho- es el alto impacto ambiental en el cerro: “El impacto es altísimo. Por eso, nosotros hemos generado un Plan Ambiental APA. Buscamos mejorar la forma de vida allá en el cerro, en el día a día, por ejemplo, promovemos un sistema de pileta filtrante de aguas turbias y lo instalamos y lo usamos. Actualmente, los baños de las empresas en Plaza de Mulas, por ejemplo, están insertados en la morena glaciaria y ahí tiran todo. Nosotros usamos piletas y filtramos los desechos. Las empresas son las grandes responsables de la contaminación en el cerro y cada vez el cerro está más contaminado y más sucio. Y la Dirección de Recursos Naturales no especifica de qué preciso modo deben manejarse los residuos.

“¿Qué hacemos desde APA? Recogemos los residuos en campamentos de altura y campamento base. Separamos los residuos. Usamos piletas filtrantes y baños secos. Nadie nos lo exige. Lo hacemos nosotros”, refieren.

- ¿Qué estiman que falta en el Aconcagua?

- Un plan de manejo integral, que involucre a todos los organismos, los guías, porteadores, empresas, campamenteros, arrieros, visitantes... Siempre se ha bregado por esto, pero nunca se ha conseguido.

- ¿Cuánto cuesta ir al Aconcagua para cualquier interesado?

- Son unos 15 días en total y cuesta más de 3.000 dólares, más el equipo personal y el permiso de ingreso, que fue aumentado y provocó que la temporada pasada fuera floja.

Aconcagua cerro new


Los años han pasado y estas últimas dos décadas han reconvertido totalmente la actividad en el Parque Provincial Aconcagua. Actualmente, allí, prácticamente todo puede ser comprado: desde un baño caliente, un whisky con hielo o un lomito completo o un asado, hasta servicios de Internet, porteadores que te lleven toda tu carga, confortables camas y pensiones completa que nada envidian a las del Kilómetro Cero mendocino.

No obstante, es nuestro deber, más allá de los negocios y bienvenidos sean si correspoden, para con la hermosa geografía planetaria, cuidar que la montaña siga siendo espacio de conocimiento para los caminantes y los aventureros. Y que no todo allí dependa del dinero, porque, al fin y al cabo, uno suele ir a esa clase de sitios precisamente a olvidarse un poco de las leyes del mercado.

Ulises Naranjo.

Opiniones (3)
19 de octubre de 2017 | 00:00
4
ERROR
19 de octubre de 2017 | 00:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota Ulises, felicitaciones por el laburo y el desarrollo. Gabi Jiménez
    3
  2. CUANDO VEAS A OTRO GANAR NO TE METAS A ESTORBAR, CADA LECHON EN SU TETA ES EL MODO DE MAMAR........NADA CAMBIA.....ACONCAGUA SIGUE SIENDO UNA "VACA" A LA QUE TODOS ORDEÑAN PERO NADIE ALIMENTA......
    2
  3. Este veraneo estuve en diferentes campamentos y vi que no hay ética profesional entre ellos mismos y con los dueños de algunas empresas , ya que por detrás hacen negocios a espaldas de los dueños de las empresas y muchas otras cosas.. mas. En fin, si fueran organizados se debería instrumentar como de la misma manera que se trabaja con las mulas.
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes