Cristina, las palabras y las cosas

Perlitas de la verba de Cristina, presidenta de los argentinos y de las argentinas.

Emilio Sader es sociólogo y secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). Escribió recientemente que “las palabras, hechas para designar las cosas, pueden perfectamente esconderlas. Si no fuese así, el enunciado de algo develaría su significado. Pero quien trabaja con palabras sabe de las trampas que pueden contener. Las palabras pueden prestarse a manipulaciones ideológicas”.

Lo dijo para analizar cómo los medios de comunicación manipulan muchas veces las noticias según las palabras que elija utilizar.

Hace un año, antes de que Cristina asumiera la primera magistratura, Gustavo Martínez Pandiani concluía que sus discursos tenían “una retórica muy enérgica”. “Al escucharla en sus discursos –dijo al portal La Política On Line- se puede notar una postura terminante. Esto puede tener un aspecto positivo que desemboca en la fuerza que trasmite al hablar, ahora como aspecto negativo diría que de esta forma no estaría agregando aspectos sentimentales. En sus palabras expresa mucha dureza y contundencia. Por lo general, provoca en el receptor más cierta admiración intelectual que simpatías emotivas, ya que su discurso es muy racional y por lo tanto menos afectivo”.

En nuestro caso, veremos cuáles son las que elige la presidenta de la República en sus discursos. Para ello, cuantificamos –utilizando el blog “Palabra Presidencial” del diario Perfil- la pronunciación de determinadas palabras, desde el momento en que asumió hasta el último discurso pronunciado el lunes 28 de julio en los anuncios de obras municipales para la localidad bonaerense de Ezeiza.

Algo en común

¿Qué nos une como argentinos?

¿Desde dónde se nos convoca a ser parte de un país?

El mensaje de la presidenta a través de sus múltiples discursos, deja en claro que lo que importa es "su" mirada, pero que le interesan "todos" los argentinos.

La cuestión de género que tanto pregona cuando insiste con su frase "será porque soy mujer", no se traduce en una utilización adecuada de las palabras.

Hagamos un repaso de la femenina verba presidencial.

Veamos:

* “Todos” es la palabra que más se repite en los discursos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con 1.759 menciones. El pronombre personal “yo” fue pronunciado 670 veces, mientras que “él”, 111. Sin embargo, “nosotros” se repitió en 410 oportunidades y “nosotras”, nunca. Dijo “mujeres” 211 veces y solo “mujer”, 69.

*  “Argentinos”, fue dicha 1.225 veces; pero la versión de género que tanto defiende la presidenta, “argentinas”, sólo en 177 ocasiones.

* La palabra “país” tuvo más menciones (812) que el nombre de ese territorio, “Argentina” (724). Mientras tanto, “república” sonó 404 veces y “América”, 87.

El ránking de las buenas palabras

Las cosas deseadas coinciden con las que nos prometen y son, generalmente, salud, justicia, trabajo, amor y, por qué no, dinero.

¿Cuántas veces ocuparon el tiempo de las palabras presidenciales estos valores? 

Aquí el detalle en orden decreciente:

* La palabra “trabajo” salió de la boca de Cristina 475 veces; “vida” 359; “acuerdo” 230; “compromiso” 198; “educación” 184; “responsabilidad” 156; “patria” 136; “salud”  135; “producción” 131; “gestión” 107; “sí” 106; “humanos” 100.

 * Debajo de las 100 menciones se encuentran: “popular” 98; “justicia” 88; “integración” 87; “escuela” 79; “corazón” 78; “conocimiento” 77; “jóvenes” 72; “derecho” 71; “fe” 69; “voluntad” y “libertad” 62; “inclusión” 61; “orgullo” 60; “riqueza” 59;

Las malas palabras

La sola mención de los problemas le puede causar mal humor hasta al dueño de la mayor de las templanzas. Imáginémonos qué le puede suceder a la presidenta.

Tal vez sea por ello que los términos más espinosos sólo son invocados por la verba presidencial en contadas ocasiones.

Imaginémosla, al leer el ranking que sigue, hablando con el ceño fruncido y dirigiéndose a alguno de los enemigos que el gobierno elige habitualmente para construir su propia imagen combativa:

* El término “intereses” fue pronunciado en los discursos de la presidenta en188 ocasiones. El ránking lo completan: “nunca” 157; “productores” 124; “dólares” 102; “problemas” 91; “precios” 88 y “precio” 86; “nadie” 81; “ningún” 70; “pobreza” 69; “seguridad” y “rentabilidad, 66; “campo” 65.

Dime qué palabras usas y te diré cuáles son los problemas que te constituyen. De aquí, esta radiografía de la presidenta a partir de los términos que utiliza.

Opiniones (11)
18 de diciembre de 2017 | 16:58
12
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 16:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Parece el mundo segun wayne
    11
  2. Tomé las palabras más usadas y las menos y puede quedar más o menos así : " ..Yo, junto a todos los argentinos trabajo por los intereses de la república, nunca con fe hacia nosotras las argentinas, la justicia, la integración, la escuela , el conocimiento, los jóvenes , el derecho, la libertad, y la inclusión . Es mi orgullo popular que el campo pierda riqueza, para triunfar en las próximas elecciones .." ( las últimas palabras las agregué, para que suenen acorde a ella) Bueno la nota me divirtió, no todo debe ser tan acartonado... son solo juegos de palabras.
    10
  3. No todo nos lo tienen que dar predigerido, me parece que muchos lectores nos hemos acostumbrados a eso
    9
  4. La verdad, leí la nota porque el título pintaba un análisis serio y de alto nivel sobre el léxico presidencial...vaya desilusión.
    8
  5. Que un medio sea crítico no es malo en sí. Que se sume al coro mediocre de la "prensa masiva" antikirchnerista, tampoco, sólo es mediocre. Que presente una nota que revele una pobre estadística sobre la cantidad de veces que la presidente pronuncia tal o cual palabra, no es malo, es pobre. Que la nota no tenga más pretensión que esto último, no es malo, es idiota en términos comunicacionales. Podría haberse recurrido a teorías científicas como la sociosemiótica (Eliseo Verón), el Análisis del Discurso Político (Teun Van Dijk), etc. y confeccionar una nota un poco más seria. Pero no, se opta por el camino más vulgar. MDZ se está "rializando".
    7
  6. Yo voté y votaré por los K y no creo que la nota sea crítica, al contrario, deja clarisimo que la presidenta habla de las cosas que nunca otro presidente salvo su marido hablaron y creo que la nota no hace consideraciones de valor. No se que les pasa a algunos que son ultramontanos y le hacen muy mal al kirchnerismo.
    6
  7. MUCHACHOS: LOS PERONCHOS LES PAGAN EL SUELDO PARA CRITICAR A LOS QUE LOS CRITICAN? LA NOTA ESTÁ BUENÍSIMA! FALTÓ LA MÁXIMA:"DIME DE QUE ALARDEAS Y TE DIRÉ DE QUE CARECES" O A LA INVERSA "DIME DE QUE NO HABLAS Y TE DIRE QUE TE SOBRA" LA PALABRA BOTOX Y CIRUGÍA, NO LA PRONUNCIÓN NUNCA LA PRESI?
    5
  8. coincido con con el Sr. Luna. hasta cuando la van a seguir , haciendo tantas criticas al Gobierno actual. Los argentinos estamos cansados de los golpes militares y a los de ahora que se llaman golpes economicos. Sean mas serios, porque de seguir asi, van a perder a muchos lectores.
    4
  9. MDZ actualmente piensa junto con el 70% de la población. Buena nota. Para todos los gustos.
    3
  10. Lmentable, MDZ, que reproduzcan estas notas de chicana barata de Perfil. Ya que están tan encarnizados con la crítica presidencial, háganlo con más nivel. Lo digo sinceramente, porque en algún momento me parecieron el mejor medio local
    2
En Imágenes