Deportes

Curry cacheteó a los Rockets

El base anotó 40 puntos para Golden State Warriors, que venció a Houston Rockets por 115-80 y se puso 3 a 0 en las finales de la Conferencia Oeste. Poco de Prigioni para los Rockets.

Los Golden State Warriors se situaron a un solo triunfo de jugar su primera final de la NBA en 40 años al vencer por 115-80 en la cancha de los Houston Rockets de la mano de un espectacular Stephen Curry.

El base de los Warriors anotó 40 puntos para liderar el sencillo triunfo visitante y situar el 3-0 a favor en la eliminatoria. Ningún equipo volteó un 3-0 en contra en la historia de los playoffs de la NBA.

Curry promedió 33,5 puntos y 5,5 asistencias en los dos primeros partidos, pero en la primera visita a Houston mejoró esas cifras. Lo hizo con 12 canastas en 19 intentos, incluyendo siete de nueve en triples, y añadiendo siete asistencias.

Por su parte, el argentino Pablo Prigioni, de Houston Rockets, sumó 8 minutos y 19 segundos en cancha, tiempo en el que no marcó puntos ni capturó rebotes, pero brindó una asistencia.  


"Steph fue Steph. Es el MVP. Ha hecho una temporada brillante. Su tiro es difícil de describir. No creo que haya visto nunca a alguien tirar como lo hace él. Aquí hizo una tremenda actuación", explicó su técnico, Steve Kerr.

Curry logró un nuevo récord al anotar 64 triples en los 13 partidos jugados con su equipo en los playoffs. La anterior marca estaba en los 58 que consiguió en 2000 el legendario alero Reggie Miller en 22 partidos defendiendo la camiseta de los Indiana Pacers.

"No creo que haya visto a nadie con esa rapidez, con esa capacidad para generarse el espacio para tirar, con esa valentía y esa confianza. Es un jugador realmente único", agregó Kerr.

James Harden representó la otra cara de la moneda. La estrella de los Rockets promedió unos espectaculares 33 puntos, 10,5 rebotes y nueve asistencias en los dos encuentros anteriores, pero en el tercero se quedó en 17 tantos después de una pobre serie de tres canastas en 16 intentos.

Los Warriors hicieron ajustes defensivos y la presión con ayudas sobre Harden esta vez sí funcionó. 

Los Rockets entraron en el choque inesperadamente dormidos y los Warriors construyeron una sólida ventaja 30-18. Con 38-29 a favor de los visitantes, Curry entró en combustión para poner a su equipo con una diferencia favorable de 25 puntos (62-37) al descanso. El choque estaba sentenciado.

Los Warriors ganaron su último título en 1975 y desde entonces no han jugado una final de la NBA. "Comprendemos el momento y creo que sabemos cuánto nos ha costado llegar aquí", dijo Curry.

Los Rockets serán mañana los anfitriones del cuarto partido. "No nos queda otra que salir y luchar", resumió Kevin McHale, su entrenador.


Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 02:27
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 02:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia