Deportes

Olimpo y Chicago, se sacaron "0" en todo

En un partido sin emociones, el local y el Torito igualaron sin goles en Bahía Blanca. Los dos siguen en la parte baja de la tabla.

Olimpo de Bahía Blanca y Nueva Chicago, carecieron de ideas claras como para poder alcanzar el gol y terminaron empatando esta noche 0 a 0, en un partido correspondiente a la décimotercera fecha del torneo "Julio Humberto Grondona".

El partido fue de tono monocorde, en el cual el equipo local fue levemente superior, mientras que en Chicago se produjo el debut de Rubén Forestello como entrenador. Con este resultado, Olimpo aún no pudo ganar como local, mientras que Chicago logró empatar tras dos caídas, pero nunca pudo salir victorioso de un partido aún en el torneo. 

Siempre, desde el inicio del partido, el que propuso algo diferente a la monotonía general fue Olimpo, sobre todo por la capacidad de Jonathan Blanco. Sin embargo, todo fue muy confuso, con pelotazos sin sentido y es sensación de que el cero nunca iba a quebrarse, por impericias propias de cada equipo, pero también por la actuación del arquero de Chicago Alejandro Sánchez. 

Sobre los 29 se encontró la primera jugada de riesgo, cuando Joel Acosta escapó por derecha y sacó un tremendo remate que Sanchez envió al córner, mientras que el centro posterior un cabezazo de Blanco exigió los reflejos del arquero nuevamente. Chicago fue muy inconexo a la hora de armar jugadas de riesgo y todo se limitó a las acciones individuales, como a los 40, cuando Ruiz escapó por la izquierda y su remate fue controlado por Nereo Champagne. 

En la segunda mitad todo lo del primer tiempo se potenció. Nadie aportó ideas claras para poder crear situaciones de gol, ambos equipos se limitaron a neutralizar al rival, como prioridad, y además abusaron del pelotazo. Las fricciones estuvieron a la orden del juego, y si bien el equipo de Osella intentó mover el balón abriendo las bandas, todo confluyó en centro al área que los hombres de Chicago despejaron una y otra vez. 

Los cambios intentaron generar un poco de oxígeno en Chicago, que solo tuvo un puñado de entrenamientos con el flamante entrenador Forestello, y en varias ocasiones quedó en evidencia de porqué naufraga en el fondo de la tabla de posiciones. 

En Imágenes