Deportes

River mostró algo de Mammana y nada más

El equipo de Marcelo Gallardo no hizo un buen partido ante el Cruzeiro y deberá mejorar mucho si quiere pasar de ronda.

Solo los chispazos de técnica del juvenil Emanuel Mammana fueron lo más destacado de un River que se mostró enredado en sus propios nervios y en los recuerdos del Superclásico ante Boca, como si todo lo que trajo aparejado actuó como la kriptonyta en el cuerpo de Superman. 

La derrota ante Cruzeiro de Belo Horizonte por 1 a 0, fue como un puñal en el ánimo de un plantel que sorteó de casualidad la primera fase y pasó de manera polémica los octavos de final ante Boca. 

La mejor producción de los hombres de Marcelo Gallardo estuvo dada en la técnica y capacidad de reacción del lateral Emanuel Mammana, uno de los puntos más alto de la serie con Boca y desplazó a la experiencia de Gabriel Mercado, quien estaba en condiciones de regresar tras cumplir la sanción de tres fechas por expulsión. 

Mammana, pese al error en el gol del Cruzeiro, hizo jugadas de gran categoría que dejaron en ridículo a algunos rivales. Pero el joven fue un oasis en el desierto defensivo "millonario", donde lo más flojo fue Ramiro Funes Mori, por las imprecisiones y los errores cometidos ante cada decisión. 

Esta vez las fórmulas que intentó Gallardo no dieron resultado, porque Gonzalo "Pity" Martínez nunca pudo desnivelar y la levantada de Sebastián Driussi en los partidos anteriores se notó mucho, dado que el joven mediocampista no estuvo aquejado de un cuadro meníngeo. 

La dupla de recuperación de River en el mediocampo, con Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter perdió más de lo que ganó ante los hombres vestidos de azul, y el exhombre de Newell’s dejó su lugar a Camilo Mayada, faltando media hora. 

Si bien exhibieron bastante movilidad en la zona ofensiva, Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez restaron más de lo que sumaron, se mostraron confundidos y evidenciaron la sequía que vienen mostrando en los últimos tiempos, en la red contraria. 

Incluso el colombiano sigue siendo cuestionado por los hinchas "millonarios" dado que le reclaman eso que hace tanto no reciben, que son ni más ni menos que los goles. 

Gallardo se jugó una carta más en la parte final del encuentro con el ingreso de Leonardo Pisculichi y Fernando Cavenaghi, en busca de encontrar eso que alguna vez demostraron en tiempos no muy lejanos. 

Sin embargo "Piscu" nunca le dio al equipo esa marcha de más que necesitaba, pese a que su pegada sirvió en algunos pasajes del encuentro y exigió al excelente arquero que es Fabio, quien no dejó resquicio para ninguna opción local. 

El "Cavegol" fue ovacionado por la gente, y si bien tuvo alguna que otra situación en el área, no gravitó y su juego se terminó confundiendo con el del resto del equipo.


Opiniones (1)
9 de Diciembre de 2016|10:29
2
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mamanna o a mamarla?
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic