Deportes

Luis Enrique, en la senda de Guardiola

Luis Enrique sigue la misma senda que recorrió Josep Guardiola en 2009, cuando en su primera temporada ganó los tres grandes títulos en juego.

 Luis Enrique sigue la misma senda que recorrió Josep Guardiola en 2009, cuando en su primera temporada al frente del Barcelona firmó la gesta inédita en España de ganar los tres grandes títulos en juego.


El equipo azulgrana está a sólo dos partidos, dos finales, de conquistar la Liga de Campeones y la Copa del rey para completar el trébol tras asegurarse el domingo la Liga española con su triunfo 1-0 en campo del Atlético de Madrid.



De nuevo se vuelve a hablar de una dinastía, de la perpetuación de una hegemonía que parecía a punto de quebrarse después de lo ocurrido el pasado año, cuando el Barcelona no ganó ningún título importante con Gerardo Martino en el banquillo.



Luis enrique barcelona

Luis Enrique devolvió al Barcelona a la elite, algo que no muchos imaginaban hace sólo cuatro meses. Entonces, en enero, se destaparon tensiones entre el entrenador y su estrella, Lionel Messi, mientras el club convocaba elecciones a la presidencia y despedía al director deportivo, Andoni Zubizarreta, gran aliado y amigo del técnico.



Entonces, con el Real Madrid como un cohete, la prensa se llenó de rumores e incluso hubo quienes dieron como inminente la renuncia de Luis Enrique. No ocurrió. Más aun, el Barcelona inició una escalada que sostuvo para dejar atrás al Real Madrid y situarse a las puertas del "triplete".



"Comenzó la cacería del trébol", aseguro la cadena "ESPN". "En el punto de mira del Barça, antes de la final de Champions contra la Juventus, está la de Copa del rey contra el Athletic", explicó "La Gazzetta dello Sport" en Italia.



Mientras, el diario inglés "The Guardian" recordó que el Barcelona "podría ser el primer equipo que logra dos tripletes".



Como Luis Enrique, Guardiola asumió en 2008 el mando de un equipo que había finalizado la temporada anterior con sensación de frustración. Y como Luis Enrique, sobrevivió a las críticas iniciales para acercar al equipo azulgrana a la excelencia.



Aquel "triplete" parecía irrepetible, pero Luis Enrique lo volvió a convertir en una opción real seis años después. Su equipo es claro favorito en la Liga de Campeones y la Copa del rey, y más si tiene un jugador como Messi en un estado de forma superlativo.



Guardiola estuvo cuatro años al frente del equipo, en los que logró 14 títulos. En el caso de Luis Enrique, sin embargo, nadie sabe en estos momentos si continuará la próxima temporada, pues en cada rueda de prensa, incluida la del domingo, el propio interesado desliza la duda.



"Hasta que no acabe la temporada no me pronunciaré al respecto", dijo en rueda de prensa, aunque también admitió que estaría feliz si el título de Liga fuera el inicio de un nuevo ciclo de éxitos para el Barcelona: "No sé si será así, pero es evidente que me gustaría".



En mitad de un acontecimiento tan grato como la celebración de un título, Luis Enrique ofreció otra frase cargada de amargura: "No hay ninguna posibilidad de que un entrenador de un equipo grande no reciba críticas a lo largo de la temporada. Y si te va mal, te ejecutan".



Nada trascendió de las intenciones de Luis Enrique a pesar de tener firmado otro año. Además, el Barcelona celebrará elecciones a la presidencia cuando termine la temporada, otro aspecto a tener en cuenta.



Podría darse una curiosa paradoja: Luis Enrique podría abandonar el Barcelona en la cumbre del éxito y Carlo Ancelotti podría seguir al frente del banquillo del Real Madrid a pesar de no ganar un gran título esta temporada. 

Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 08:14
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 08:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho