Deportes

Los sudamericanos sacuden el mercado de pases en Italia

El "calcio" movió este receso 230 millones de euros en traspasos de jugadores, de los cuales la mitad involucró a futbolistas de Sudamérica. El más caro fue el brasileño Amauri, que le costó 23 millones a la Juventus. Denis, el argentino más cotizado.

El fútbol italiano, que abrirá mañana su actividad con el clásico torneo amistoso TIM entre los poderosos Inter, Milan y Juventus, invirtió 110 millones de euros en refuerzos sudamericanos, entre los que se destacan especialmente los jugadores argentinos.

El mercado se sacudió hoy con el argentino Hernán Crespo como firme candidato a irse de Inter, lo mismo que el hondureño David Suazo, luego de que el técnico portugués José Mourinho pidió rebajar de 29 a 25 el número de profesionales de su plantel y resaltó que tiene demasiados delanteros.

Una eventual trasferencia de Crespo a Torino moviliza el mercado, lo mismo que la gestión de Napoli por el argentino Sergio Almirón, de Juventus, elegido para cubrir la baja del volante uruguayo Mariano Bogliacino, quien se fracturó el pie derecho, será operado en Barcelona y estará tres meses inactivo.

El gran arribo de sudamericanos se ve favorecido por el poder del euro, pero también por la necesidad de los clubes italianos de recuperar poderío en Europa, hoy en manos del fútbol inglés, el más fuerte en términos económicos. 

La cifra de 110 millones de euros en contrataciones de sudamericanos significa casi la mitad del total de 230 millones de euros que movilizó el mercado de pases, buena parte de ellos por operaciones entre clubes italianos.

Juventus, por ejemplo, le pagó a Palermo 23 millones de euros por el brasileño Amauri, Inter a Roma otros 13 por su compatriota Amantino Mancini y Fiorentina a Catania 12 millones por el peruano Juan Vargas, ex Colón de Santa Fe, lo que suma un total de 48 millones.

Del resto, la contratación más cara fue la del astro brasileño Ronaldinho, por quien Milan pagó 22 millones a Barcelona, en tanto que Fiorentina desembolsó por su compatriota Felipe Melo 8 millones de euros al Almería español.

Pero el núcleo más fuerte está formado por jugadores que proceden de clubes sudamericanos, al punto que habrá 14 presentaciones en la liga 2008-2009, el más elevado de ellos el del ex Independiente Germán Denis, por quien Napoli abonó también ocho millones de euros.

Menos de la mitad, apenas 3,5 millones se pagaron por el uruguayo Bruno Fornaroli (de Nacional de Montevideo a Sampdoria) y el argentino Pablo Ledesma (de Boca Juniors a Catania).

A ellos se sumaron el retorno del recuperado brasileño Adriano a Inter, como también la incorporación, postergada durante un año, del arquero argentino Juan Pablo Carrizo de River Plate a Lazio.

Además, en los próximos días podrán sumarse el brasileño Julio Baptista (de Real Madrid a Roma), el defensor argentino Jonathan Bottinelli (de San Lorenzo de Almagro a Sampdoria) y el uruguayo  Pablo Caballero (de Nacional a Chievo Verona), anticipó ANSA.
En Imágenes