Deportes

Boca - River: Vergüenza total

Los incidentes de La Bombonera fueron lamentables y repudiables. Pero la vergüenza va más allá del hecho en sí mismo, ya que nadie supo qué hacer.

 Los incidentes que sucedieron no bien debía dar inicio al segundo tiempo del esperado Superclásico entre Boca y River en La Bombonera son absolutamente repudiables. Originados en la hinchada local, agredieron gravemente a los jugadores de River y entorpecieron un espectáculo deportivo que no solo estábamos esperando disfrutar millones de argentinos, sino muchos más en todo el mundo futbolísitco.

Pero además, la vergüenza originada es total.

Vergüenza por los hechos que originaron todo.

Vergüenza por el cuerpo arbitral que no supo tomar una determinación a tiempo.

Vergüenza porque los 1.200 policías que cobran por garantizar la seguridad, no garantizaron nada.

Vergüenza porque el comisario deportivo no decidió nada.

Vergüenza porque el veedor extranjero no supo qué hacer: no cumplió con su rol.

Vergüenza porque muchos jugadores se rieron de la situación. ¿Cuál era el chiste?

Vergüenza porque ingresaron, en medio del escándalo, un dron burlesco, fuera de lugar. Y vergüenza porque permitieron que ingresara e hiciera su desubicado show.

Vergüenza por todos los que no supieron qué hacer, cuando se trata de un evento que debería realizarse con todas las garantías y con organizadores conscientes de qué hacer en caso de crisis.

Vergüenza porque el deporte no sale de las trampas que una sociedad evidentemente enferma tiende a su paso, en todos los niveles.

Vergüenza porque la Argentina no puede brindar un show deportivo ejemplar, como lo hemos visto en los últimos días en Europa, con millones de euros en juego y con rivalidades tan enconadas como las de un Boca - River.

Vergüenza porque ni siquiera, sobre el final de la tragedia, cuando se decidió tarde y mal que se suspendía el partido, ni siquiera hubo solidaridad dentro de la cancha: continuó una absurda rivalidad, mediocre, menor. No se dieron cuenta que se trata de un deporte.

En Imágenes