Crisis en el sector olivícola amenaza puestos de trabajo

Se habla de una "caída libre" en la producción. Y se advierte de graves riesgos para una de las economías representativas fundamentales en la región. Plagas, granizo y falta de sostén económico.

 Mendoza fue el primer productor olivícola del país y  hoy la provincia está cuarta en la tabla de posiciones y a este ritmo dejaremos de ser una opción. Eso aseguran por un lado los productores olivícolas y por el otro, el diputado nacional Roberto Pradines (PD) quien no dudó en advertir consultado por MDZ que de no mediar solución por parte del gobierno provincial seguirá “en caída libre su producción y se perderán cientos de puestos de trabajo”.

“La olivicultura como producción enmarcada dentro de las economías regionales no escapa a la grave situación por la que atraviesan el resto de la producción agrícola como la vitivinicultura, la ciruela, el algodón, el té, entre otros”, dijo el legislador.

“La crisis es muy profunda porque viene de temporadas anteriores. Ha comenzado la cosecha de aceitunas para conserva y en escasos treinta días comenzará la cosecha para la producción de aceite y muchos productores no han podido realizar los trabajos culturales indispensables como es el riego, pero fundamentalmente el de las curaciones, lo que disminuye la calidad del producto”,explicó.

La crisis atraviesa al sector en general, según dijo, ya que tanto los pequeños, como los medianos productores y los industriales están afectados.”Los primeros no pueden levantar la cosecha y los segundos no pueden poner sus fábricas en movimientos. Esto podría traer aparejado la pérdida de cientos de puestos de trabajo directo”, indicó Pradines.

Para el legislador mendocino se hace indispensable la presencia del Estado provincial para otorgar algún tipo de financiamiento. “La implementación del “Warrant” como herramienta financiera sería una opción oportuna porque permitiría rápidamente, con menores costos y con sobradas garantías que tanto el productor como el industrial pongan en marcha una actividad que es importante para Mendoza”, sugirió.

En cuanto a la fabricación de aceite el diputado demócrata recordó que el producto mendocino es de gran calidad por sus características organolépticas y que las dos herramientas con las que cuenta la actividad para un desarrollo sustentable no se aplican o no se ponen en vigencia.

Pradines se refiere a la Ley provincial 7809 que establece la Denominación de Origen de Aceite de Oliva Virgen Extra – DOM, aprobada en el 2.007 que permite a los mendocinos imponer la marca Mendoza como la de mejor calidad y a la Ley que declara Bebida Nacional al Aceite de Oliva aprobada en el 2013 aun no puesta en vigencia por la Nación.

En tanto, Ángel Isgro, productor y elaborador olivícola, coincidió con el análisis de Pradines al ser consultado por MDZ adelantó que "gran parte de la producción terminará en la producción de aceite, lo que hará caer los precios".

"Muchas aceitunas estuvieron marcadas y afectadas por el granizo, estamos en una crisis muy grande", advirtió.

Y agregó que "hubo plagas que afectaron a las plantaciones y también tuvimos frutos de menor tamaño; el panorama es complejo y no somos escuchados".

Clarisa Ercolano




Opiniones (3)
22 de septiembre de 2017 | 05:51
4
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 05:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No habiendo castigos, es ridículo que pensemos que un subsidiado va a querer trabajar: una salida nocturna de fierros, una movida de droga les dejan más dinero que días y días rompiéndose el lomo, y saben que aunque los agarren no pasa nada. Se terminó la cultura del trabajo.
    3
  2. Mientras haya subsidios a los vagos no habrá quien coseche. Los olivos están cargados y no hay gente para cosechar..
    2
  3. Muy bueno que alguien hable de este tema. Un montón de fabricas han cerrado, dejando en la calle muchos trabajadores y a sus dueños. Esperemos que se resuelva
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'