Robaron $3.500 en un asalto a una estación de servicio de Capital

La bomba de nafta está ubicada en la esquina de Costanera y Beltrán y el dueño es el titular de la asociación de expendedores de naftas. Allí ingresaron dos individuos armados, quiene se hicieron del efectivo y también de cupones de tarjetas de débito.

Una bomba de  nafta fue asaltada hoy por la mañana. Dos individuos llegaron en moto, uno ingresó a la oficina y a mano armada le sustrajo a los empleados $7.000: $3.583 en efectivo y $3.500 en cupones de tarjetas de débito. La semana pasada asaltaron dos estaciones de servicio en Guaymallén en menos de diez minutos.

Hoy, alrededor de las 6 de la mañana,  le tocó el turno a la bomba de nafta ubicada en la esquina de las calles Beltrán y Costanera, de Capital, cuyo propietario es Federico Ricci, presidente de AMENA (Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines).

En la estación, a esa hora de la mañana, estaba el encargdo, Ricardo Orozco, y Nahuel, el bombista, estaban en la oficina de la estación de servicio ubicada en la esquina de calles Beltrán y Costanera, de Capital.

Llegaron dos individuos en moto, uno bajó del rodado e ingresó directamente a la oficina donde estaban los dos empleados. En cuando ingresó le apuntó a los dos hombres con un arma de fuego.

Les exigió que le entregaran la totalidad del dinero recaudado al tiempo que amenazaba con dispararles si no lo hacían.

El encargado de la estación de servicio no opuso resistencia y le dio toda la recaudación. Según consta en la denuncia, son unos $3.500 en efectivo y una suma similar en cupones de tarjetas de débito.

El asaltante salió de la oficina y subió a la moto, la cual su cómplice había dejado en marcha por huir rápidamente.

Las víctimas llamaron al 911 y denunciaron el hecho que quedó denunciado en la Oficina Fiscal Nº 1, de Capital.
Opiniones (2)
22 de agosto de 2017 | 07:33
3
ERROR
22 de agosto de 2017 | 07:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es una pena que todos los dias tengamos estas noticias, pero tendriamos que estar acostumbrados, es la RUTINA BENDITA DE TODOS NUESTROS DIAS. Nos quejamos y no hacemos nada (me incluyo), mas alla de que las victimas sean padres o no, somos personas y nos dejamos seguir mintiendo. Ya estoy cansado de esta MALDITA INSEGURIDAD.
    2
  2. Ciurca andate no haces nada
    1
En Imágenes