Deportes

La justicia española levantó la huelga de futbolistas

La Justicia española suspendió la huelga anunciada semanas atrás por la Asociación de Futbolistas de España, que amenazaba con paralizar la Liga.

La Justicia española suspendió hoy la huelga anunciada semanas atrás por la Asociación de Futbolistas de España (AFE), que amenazaba con paralizar la Liga española a partir de la próxima fecha, decisión que fue aceptada por la Federación y que permitirá que los partidos se celebren con el calendario y horarios previstos.

En el marco del conflicto, la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional de España aceptó las medidas cautelares solicitadas por la Liga de Fútbol Profesional alegando la ilegalidad de la huelga de futbolistas debido a que con la medida "los jugadores pretenden modificar el convenio colectivo mientras se encuentra vigente".

Asimismo, los magistrados consideran que la celebración del paro, que impediría concluir el campeonato de fútbol en las fechas previstas, provocaría "un grave desorden organizativo" cuya resolución sería "muy difícil de resolver".

Entre otras razones, esgrimieron "los compromisos internacionales de España, de los "propios clubes", y las "propias vacaciones de los futbolistas".

La resolución señala que "el ejercicio del derecho de huelga" no está "blindado absolutamente" porque "si existen indicios sólidos de ilicitud" se estaría "lesionando claramente el derecho a la tutela judicial efectiva de la demandante", en este caso, la Liga de Fútbol Profesional.

Tras conocer la decisión judicial, la Federación Española de Fútbol (RFEF) levantó la suspensión de las competiciones acordada por su junta directiva el pasado 6 de junio, por lo que los partidos se disputarán en "el calendario y horarios previstos inicialmente", según se indicó en un comunicado.

El presidente de la RFEF, Ángel María Villar, había anunciado una paralización del campeonato a partir del 16 de mayo en todas las competiciones en apoyo a los futbolistas y como protesta por el Real Decreto sobre los derechos de televisión aprobado el 30 de abril por el Consejo de Ministros español.

La medida afectaba partidos como el Atlético de Madrid-Barcelona y Espanyol-Real Madrid, que decidirán el campeón de Liga, además de los duelos que determinarán a los equipos que descenderán de categoría.

El motivo oficial de la huelga es el malestar de la AFE con el Decreto Ley sobre el reparto de los derechos televisivos del fútbol español, en los cuales los jugadores apenas tienen participación.

La asociación argumenta que el hecho de no recibir casi nada en el reparto, les impide contar con dinero para hacer frente a un fondo de contención para el pago de salarios de los equipos con problemas de liquidez y deudas.

"Estamos a favor de la venta centralizada de los derechos de televisión, pero no cómo se ha hecho la norma", dijo el presidente de la AFE, Luis Rubiales, al defender la medida de fuerza, que calificó como un "ejercicio de defensa" ante "el ataque" a los derechos de los futbolistas.

En el fondo del conflicto existía también un problema de carácter fiscal, que la AFE estaba negociando con Hacienda, y que tiene que ver con un aumento de la presión impositiva sobre los futbolistas, especialmente las grandes estrellas.

Asimismo, existen problemas como el reparto de los ingresos de las quinielas, o las nuevas normas para el fútbol no profesional relativas a la regularización de trabajadores, que amenazan la viabilidad económica de cientos de clubes pequeños.

Tras la suspensión cautelar de la huelga, el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, afirmó que "se hizo justicia". Según el representante de la organización, la Justicia acreditó que se estaba "ante un 'compincheo' entre el sindicato y la Federación".


Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|17:38
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|17:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes