Investigan a la Policía Federal por la fuga del represor en Bahía Blanca

Los investigadores buscan intensamente a Julián "Laucha" Corres, quien logró fugarse de una comisaría del sur de Buenos Aires. Los pesquisas consideran que la fuga se concretó con ayuda de la Policía Federal.

Las fuerzas de seguridad intensificaron hoy la búsqueda del represor Julián "Laucha" Corres, quien se escapó de una dependencia policial de Bahía Blanca, mientras la Justicia avanza en la investigación sobre posibles complicidades de la Policía Federal para concretar la fuga.

En ese sentido, según confirmaron a Noticias Argentinas fuentes abocadas a la investigación, la delegación local de la Policía Federal fue intervenida y todo el personal fue puesto a disposición del Juzgado Número 1 a cargo de Eduardo Tentoni, ya que Corres estaba custodiado por efectivos de esa fuerza.

Además, la Fiscalía general de Bahía Blanca, que conduce Hugo Omar Cañón, dispuso la intervención de las líneas telefónicas de esa dependencia policial para recolectar las últimas comunicaciones que se registraron antes de la fuga, al tiempo que ordenó la confección de croquis de la departamental y tomó declaración indagatoria a los efectivos que estuvieron cumpliendo funciones en la sede aquella noche.

Por otra parte, fuentes judiciales confirmaron a NA que no se descartan allanamientos en el lugar en las próximas horas a fin de recolectar elementos de prueba y que una delegación de Asuntos Internos de la Policía Federal ya se encuentra en Bahía Blanca para investigar la fuga.

En tanto, se intensifica la búsqueda del ex teniente coronel: no sólo la Policía Federal pidió la colaboración de la Gendarmería, la Prefectura y las fuerzas policiales provinciales para dar con su paradero sino que se mantiene el alerta en puestos fronterizos del país, para evitar que Corres huya hacia el exterior.

El ex teniente coronel Corres se escapó en la madrugada del sábado de una dependencia policial de Bahía Blanca, donde se encontraba detenido acusado por crímenes de lesa humanidad, cometidos durante la última dictadura militar.

Corres se habría fugado de la cárcel alrededor de las 6:00, luego de pedir permiso para ir al baño, aunque sus carceleros se dieron cuenta de que no estaba en su celda recién a las 8:00.

El ex teniente había ingresado a la dependencia penitenciaria en abril pasado, tras permanecer prófugo por un año y medio, luego de que el juez Alcindo Álvarez Canale librara una orden de detención en su contra.

El 3 de abril último, personal de Interpol lo atrapó mientras caminada por el centro de la ciudad de Buenos Aires, y días después fue trasladado a Bahía Blanca, donde se sigue la causa por delitos contra los Derechos Humanos.

Corres, de 56 años, había sido identificado como uno de los que manejaban el centro clandestino "La Escuelita" de Bahía Blanca, señalado por impartir personalmente torturas con la picana eléctrica y acusado también por violaciones sexuales.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:57
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes