Deportes

China está a punto de convertirse en la mayor potencia deportiva

Para batir esa marca y satisfacer el orgullo nacionalista, China contará con nada menos que 639 atletas en Pekín, muy encima de los 407 que envió a Grecia.

China está a punto de convertirse en la mayor potencia deportiva del mundo, con expectativas de derrocar a Estados Unidos del primer puesto del medallero en los Juegos Olímpicos de Pekín.

En Atenas, hace cuatro años, China acabó con 32 oros, 17 platas y 14 bronces en el medallero, detrás de Estados Unidos.

Para batir esa marca y satisfacer el orgullo nacionalista, China contará con nada menos que 639 atletas en Pekín, muy encima de los 407 que envió a Grecia.

Aunque sus opciones sean realistas, parece poco probable que China pueda desbancar a Estados Unidos en deportes como atletismo y natación.

Sus esperanzas de oro se sitúan en sus deportes tradicionales: tenis de mesa, bádminton, gimnasia y clavados. También esperan mejorar sus resultados en disciplinas como canotaje, boxeo, voley-playa y natación sincronizada.

Pero el ministro de Deportes Cui Dalin ha querido rebajar las expectativas de una avalancha de medallas.

"Estos son los primeros Juegos Olímpicos para nuestros atletas en casa, y se enfrentan a una nueva atmósfera competitiva y a una serie de dificultades que nunca antes han enfrentado, dijo. "La brecha entre las actuaciones chinas en natación y atletismo y las de sus adversarios es vasta".

Sólo el campeón olímpico de 110 m vallas Liu Xiang y la ganadora del maratón de Londres Zhou Chunxiu tienen opciones de conquistar un oro.

Sus esperanzas de una mayor gloria se vinieron abajo cuando el campeón de 10.000m Xing Huina, que batió el récord del mundo en 2003, perdió su batalla contra una lesión crónica y quedó fuera de los Juegos en mayo.

Aparte de Liu y Zhou, Zhang Wenxiu podría ser la sorpresa en el lanzamiento de martillo femenino después de su bronce en el último campeonato mundial.

Para el vallista Liu, el primer chino que ganó un oro olímpico en atletismo en Atenas, la presión será inmensa. No sólo se espera una victoria, sino que cientos de millones de aficionados sueñan con que recupere su récord mundial, que perdió en junio a manos del cubano Dayron Robles.

Después de su pésima actuación en el campeonato nacional denatación este año, donde sólo batieron dos records de Asia, Chinano espera que muchos de los 32 oros repartidos en la piscina olímpica vayan a parar a sus manos. Las esperanzas se reducen a Wu Peng, plata en 200 m mariposa en el último campeonato mundial.

Donde China cuenta con más opciones es sin duda en tenis de mesa. Con los números uno Wang Hao y Ma Lin en acción en el torneo masculino, y Zhang Yining y Guo Yue en el cuadro femenino, una medalla está casi garantizada.

La pareja dorada Lin Dan y Xie Xingfang dará alas a las esperanzas chinas en la cancha de bádminton, mientras que el equipo de clavados buscará mejorar sus seis oros de nueve metales
en Atenas.

Un deporte donde China podría dar la sorpresa es el boxeo. En los Juegos Asiáticos en Doha en 2006, sorprendieron a los campeones kazajos y tailandeses con dos medallas de oro gracias a
Zou Shiming (minimosca) y Hu Qing (ligeros).

Otras medallas podrían caer en las pruebas femeninas de halterofilia y tiro.
En Imágenes