Fayt se quedará en el cargo y se niega a exámenes médicos

"Va a resistir en el cargo haciendo los mejor para los destinos de la República como siempre", indicó su abogado defensor.

 En medio de la presión del Gobierno, el juez de la Corte Suprema Carlos Fayt aseguró hoy que piensa resistir en su cargo y rechazar cualquier examen médico que le pueda llegar a pedir el oficialismo desde el Congreso. 

 Así lo transmitió a NA su abogado, Jorge Rizzo, quien afirmó que el anciano de 97 años "está muy bien, está entero" y le dijo que éste "es otro de los embates que ha recibido en los últimos tiempos". 

 Fayt, según Rizzo, considera que "a alguien le debe haber molestado su presencia en la Corte" y que "va a resistir en el cargo haciendo los mejor para los destinos de la República como siempre".

El expresidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal afirmó a NA: "No vamos a tomar ninguna acción porque no está previsto en ninguna norma que los diputados puedan solicitar que se evalúe la salud de Fayt". "Nada más que juicio político es lo que pueden pedir", subrayó el abogado de Fayt, luego de que este miércoles la jefa del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, advirtiera que analizarían la posibilidad de reclamar un examen sobre la salud del magistrado. También confirmó que para Fayt se trata de "un nuevo embate" como tantos que he tenido", y recordó que el último fue a mediados de diciembre. 


En esa ocasión, el entonces senador Aníbal Fernández le solicitó al presidente de la Cámara Baja, Julián Domínguez, evaluar el estado psicofísico del juez, lo que se sumó a una iniciativa presentada días antes por el diputado Carlos Raimundi. "Nosotros no tenemos nada que hacer, Fayt seguirá trabajando y si hacen algo, contestaremos jurídicamente", agregó Rizzo. La voz del juez de la Corte se escuchó a través de su abogado luego de que este martes el kirchenrismo reactivara la comisión de Juicio Político para sumar presión sobre su persona, en el marco de la pelea con el presidente del cuerpo, Ricardo Lorenzetti. Di Tullio no habló de la posibilidad de iniciar un juicio político, pero sí dejó abierta la posibilidad de pedir medidas de prueba, algo inviable sin que antes se abra un expediente en contra del juez. 

La competencia de Fayt despierta polémica . La salud física y psíquica del juez Carlos Fayt volvió a provocar cruces entre el oficialismo, que pretende que se evalúe si está en condiciones de seguir en la Corte, y la oposición, que denunció una campaña del Gobierno contra el tribunal y señaló que el vocal sufre un trato "inhumano y cruel". El jefe de Gabinete, Aníbal Fernandez, aseguró que las dudas sobre la idoneidad de Fayt, 97 años, se "despejarían" con "un día normal de trabajo", incluido un diálogo con la prensa, como el magistrado lo hizo en distintas oportunidades al salir de su domicilio. "¿Por qué (Fayt) no recibe los medios y hace un día normal, salir a trabajar como lo hacía siempre?", preguntó Fernández a modo de propuesta y sostuvo que "nadie quiere que esté mal", pero pidió despejar "las dudas sobre su idoneidad". 

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, en tanto, acusó al Gobierno nacional de cometer "un acto de tortura moral" contra Fayt. "Este es un trato inhumano y cruel. Decir senil, que está inhabilitado, cuando están tantos delincuentes en el poder y tantas personas drogadas en el poder. He visto un jefe de Gabinete duro por la cocaína", señaló Carrió. En declaraciones radiales, la diputada cuestionó el cambio de autoridades en la comisión de Juicio Político de la Cámara baja, que ahora preside la legisladora de La Cámpora Anabel Fernández Sagasti, y que sesionó el martes con el pedido de una legisladora kirchnerista para analizar las denuncias sobre la salud de Fayt. Por su parte, el líder de la UCR y precandidato presidencial, Ernesto Sanz, también rechazó las críticas del oficialismo a Fayt y consideró que el magistrado "firmando un fallo desde su casa, tiene mucha más autoridad moral que todo el gabinete de Cristina Fernández de Kirchner junto". 

En el oficialismo, en cambio, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, advirtió que el juez Fayt "por su edad avanzada no puede cumplir su función". "Hoy hay un hecho que hemos conocido en la últimas semanas que es la existencia reiterada de las faltas de Fayt a su lugar de trabajo. Acá estamos ante una situación de imposibilidad física de ejercer el cargo", enfatizó Domínguez. A su vez, el diputado del Frente para la Victoria Héctor Recalde subrayó que con Fayt tiene "una relación de respeto y afecto", pero señaló que "se lo ve físicamente deteriorado". "Tengo respeto por Fayt y Lorenzetti, tengo trato personal con Lorenzetti pero tengo algunas diferencias con actitudes que han tomado. La Corte tenía muy buena imagen pero hay actitudes que se están saliendo de ese cauce", sostuvo Recalde.

NA

Opiniones (5)
19 de agosto de 2017 | 06:02
6
ERROR
19 de agosto de 2017 | 06:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Que se tome una licencia de 90 días por depresión ansiosa por hostigamiento a su persona...luego trabaja 15 o 30 días y se toma una nueva licencia...cuando se resuelva su situación ( si no se muere o la matan antes) ya estará un nuevo gobierno en el poder...Con 97 años ya debe tener suficiente experiencia para manejar garcadores...
    5
  2. Los está haciendo parir el viejito, quieren sacarlo del medio para meter a uno funcional a ellos y así salvarse de los posíbles juicios despues de diciembre.-
    4
  3. Este hombre con sus casi 100 años es más coherente que Anibal Fernandez y que varios de ellos, que con muchos años menos fueron menemistas, duahldistas, de Rodriguez Saa y ahora K, y hablan como si hubieran nacido ayer.
    3
  4. Solo en el BANANEROARGENTO, una inútil, (que ni sirve para lustrarle con blem el sillón a Fayt ) puede pretender juzgar a un SEÑOR JUEZ.
    2
  5. Me parece bien que resista en su sillón, sobre todo porque ya no puede levantarse.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial