¿Qué hotel elegir cuando viajas con niños?

5 tips a tener en cuenta cuando elegimos el hotel para las vacaciones familiares. Cosas que debemos chequear antes de reservar.

Elegir un hotel para pasar las vacaciones con los niños es todo un tema. Porque aunque ellos no paguen la factura, sin duda ellos son el centro de este tipo de viajes. Por y para ellos elegimos y buscamos el mejor alojamiento. Los hoteles lo saben y cada vez se adaptan y se esfuerzan más en cubrir las necesidades de padres e hijos. Ser un buen hotel familiar exige estar a la altura de muchos aspectos. Estas son las 5 cosas que debe tener un buen hotel para familias.

1. Seguridad. Todo lo que tiene que ver con los niños exige una dosis de seguridad mucho más alta que cualquier establecimiento para adultos. No podemos ir a un hotel para tener que estar preocupados, ni pendientes de cada movimiento de nuestros hijos, el hotel tiene que ser un lugar seguro en el que todos podamos disfrutar sin un riesgo constante.

2. Habitaciones adaptadas y pensadas para familias. Cuando unos padres viajan con 2 niños suelen tener problemas para encontrar habitación para alojarse juntos. Este problema se agrava muchísimo más cuando se trata de familias numerosas. Los hoteles familiares tienen que ofrecer alternativas razonables a estos problemas tan comunes de las familias. No es lógico tener que separar a niños pequeños en otras habitaciones.

3. Instalaciones adecuadas y actividades para la familia. Miniclubs, excursiones, actividades, servicio de niñera. Que el día a día en el hotel priorice la diversión familiar, el entretenimiento de los pequeños y el pasar buenos ratos en familia. No se trata sólo de tener instalaciones en las que tus hijos jueguen o clubs por edades en las que los dejas por la mañana y los buscas en la tarde, se trata también de ofrecer actividades para toda la familia, para que las vacaciones sean un buen rato para todos padres e hijos.

4. Restaurante. Sillas para niños en restaurantes, menús infantiles saludables, posibilidad de encargar purés para bebés. Los padres y madres nos preocupamos mucho por la alimentación de nuestros hijos y esa misma mentalidad tiene que tener cualquier establecimiento que pretende ser un hotel para familias.

5. Ambiente familiar. Ser un buen hotel para familias es mucho más que tener un miniclub y un menú infantil. Se trata de hacer sentir a cada familia como en casa: segura, cómoda y relajada. Que los niños disfruten de la estancia y los padres también y eso se consigue con factores que no aparecen en las listas de cosas a tener en cuenta: ser atentos con las familias, flexibles con los imprevistos (con niños los imprevistos son demasiado comunes). 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
28 de Septiembre de 2016|22:27
1
ERROR
28 de Septiembre de 2016|22:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"