Los monasterios suspendidos en el cielo

Clasificados como patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, los Monasterios de Meteora, están localizados al norte de Grecia, cerca de la ciudad de Kalambaka. Construídos en la cima de imponentes rocas como forma de protegerse de ataques y asedios, los monasterios de Meteora parecen literalmente suspendidos en el cielo.

El vertiginoso emplazamiento de los Monasterios de Meteora ha permitido preservar tradiciones religiosas griegas protegiendo un reducto de la cultura helénica durante siglos.

Paisajes e historia

El extraño paisaje, fue formado tras años de erosión, en donde un río que desembocaba en el mar de Tesalia, hace miles de años encontró una nueva salida al Mar Egeo, luego de fuertes terremotos que hicieron hundir el macizo.

Los primeros monasterios se construyeron en el siglo XIV, cuando un grupo de monjes Cristianos Ortodoxos que se refugiaban en cuevas del lugar, decidieron emplazar los monasterios en lugares recluidos e inaccecibles al asedio de los turcos y albaneses.

El aislamiento y difícil acceso es tal, que incluso, desarrollaron un sistema de poleas para subir las provisiones para abastecerse a través de enormes precipicios.

De un total de 24 monasterios en la época de máximo esplendor, en el siglo XV, sólo funcionan seis en la actualidad, luego de que muchos de ellos fueran destruídos por los alemanes Nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Fuente: 101lugares.blogspot.com

En Imágenes