Un chico de 10 años recibió un disparo en un tiroteo entre bandas

En Guaymallén, un picadito de fútbol terminó de la peor manera. Por un enfrentamiento entre bandas del Barrio Alameda, se produjo un tiroteo en una cancha donde jugaba un grupo de niños. Cuando llegó la policía, encontraron a un chico con una herida de bala, en su espalda. Fue trasladado al Notti y está fuera de peligro. Los vecinos quisieron prenderle fuego a la casa del autor del disparo.

Alrededor de las 17, se produjo un tiroteo entre bandas rivales en una cancha de fútbol en el Barrio Alameda de Guaymallén. Por este hecho, resultó herido en la espalda un niño de 10 años a causa de los disparos efectuados en el enfrentamiento. Fue trasladado al Notti por los propios vecinos, pues las ambulancias no ingresan al barrio, aseguraron con indignación la gente que vive en esa zona.

La cancha de fútbol se ubica en la calle Capilla de Nieve, entre Allayme y Mitre. A esa hora, un grupo de chicos se encontraba jugando a la pelota. En ese entonces, comenzaron a silbar balas por todos lados. Algunos chicos salieron corriendo, otros se tiraron al piso. Y uno, lamentablemente, recibió el impacto de una bala que está alojada cerca de su columna vertebral.

En el servicio de guardia del Hospital Notti, María Inés Ibacache -madre de la pequeña víctima-, se encontraba acompañada por su hija y vecinos del barrio.

"Mi hijo está fuera de peligro", subrayó María Inés, ya más calmada. "Justo le tocó a él, pero podría haber sido cualquier niño", agregó. Según comentó la madre, su hijo todavía no será intervenido quirúrgicamente, porque los médicos aguardan su evolución.

Indignación por la inseguridad

En tanto, su hija, destacó que este tipo de situaciones es común en el barrio. "Se tirotean a cualquier hora, porque son dos bandas que se tienen bronca desde hace rato", afirmó la joven.

"Ahora han quedado todos los chicos muy asustados", señaló una mujer, vecina de la familia. Y agregó que tras producirse el hecho, "la gente del barrio está muy indignada "y fuimos a la casa del que había tirado, pero los familiares salieron a defenderlo y nos arrojaron piedrazos", relató la mujer.

"La policía no hace nada, pasa por el barrio, dan un par de rondas pero no se bajan y luego se van", se quejaron acerca de la inseguridad que viven. Asimismo, enfatizaron que ellos mismos tuvieron que traer al niño de forma urgente, pues ya saben que las ambulancias no ingresan a su barrio.

"Ahora está lleno de policías, pero eso no sirve para nada", indicaron. 

Mañana, se reúnen con el Ministerio de Seguridad

También señalaron que algunos vecinos pretendían quemarle la casa al presunto autor del disparo, que integra una de las bandas que pugna por el control del barrio.

Sin embargo, a pesar del cansancio y del enojo popular, los vecinos del Barrio Alameda ha sido citados para mañana a las 17, en la Distrital de Guaymallén, para entrevistarse con el comisario Pedro Tejerina, aunque no se sabe si el ministro de Seguridad, Carlos Ciurca, participará de la misma.

Por el momento, María Inés ya recibió la visita de una asistente social del Programa de Ayuda a Víctimas del Delito, ya que su hijo -aunque está fuera de peligro- se encuentra muy asustado, al igual que el resto de sus amigos.

Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 14:30
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 14:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María