En Guaymallén, una niña fue violada por su padre y está embarazada

Los abusos ocurren desde hace un par años en una finca de Guaymallén. La madre de la menor se enteró de las violaciones debido a que su hija se sintió descompuesta, la llevó al médico y le avisaron que estaba embarazada. Fue en ese momento que la niña le contó que había sido violada, en reiteradas ocasiones, por su padre quien ya está detenido.

Violar a una persona no tiene ningún tipo justificación, pero si la víctima es menor y encima el abuso fue perpetrado por su padre, es posible que se considere como uno de los delitos más aberrantes. Pero en este caso de violación al que tuvo acceso MDZ hay un agravante más: la niña quedó embarazada.

Por razones de judiciales relativas a ser un delito de instancia privada, las identidades de la víctima y del imputado no pueden ser reveladas, al igual que el domicilio en el que se produjeron los abusos, se solicitó con firmeza desde la Justicia.

Sucede que los investigadores están conmocionados con el caso que investigan desde el pasado miércoles 23.

Una menor de 13 años habría sido violada por su padre. La consecuencia de estos ataques, además de los problemas psíquicos de la niña, es que la dejó embarazada.

La madre de la víctima, y esposa del detenido, realizó la denuncia el miércoles en una comisaría de Guaymallén. La mujer llegó totalmente desencajada a la seccional diciendo que su hija estaba embarazada porque su pareja ( Roberto V., de unos 40 años) la había violado.

Al parecer, la madre de la niña se enteró de los abusos debido a que llevó a su hija a hacer unos exámenes médicos, ya que se estaba sintiéndose mal físicamente.

Fue en ese momento en que la mujer se enteró que su hija estaba embarazada (de dos meses, aproximadamente).

Le preguntó a la niña quién era el responsable de ese embarazo y le respondió, con lágrimas y temor, que su papá (de nacionalidad boliviana).

La madre quedó atónita y le preguntó cómo había sucedido. La nena comenzó a contarle toda la terrible historia que callaba desde hacía tiempo.

Le contó que el padre abusó de ella reiteradas veces y que debido a las amenazas de éste lo había mantenido en secreto. El temor, quizá también la vergüenza, hicieron que la chica no se animara a contarle a su madre el infierno que estaba viviendo y por ello continuara sufriendo los ataques en el interior de su casa en una finca de Guaymallén.

La madre rápidamente se trasladó a una seccional policial y denunció a su marido. Un día después, este jueves, lo detuvieron y quedó a disposición de la Justicia.

El hombre quedó imputado por el presunto delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

En virtud de la gravedad del hecho que se investiga, el personal judicial interviniente insistió en la preservación de las identidades, al tiempo que indicaron que ya se solicitaron las pericias correspondientes.

En el caso de que el padre, Roberto, sea encontrado culpable, le correspondería una pena mínima de prisión de 8 años pero cuya máxima es de 20, porque también hay que investigar si hubo corrupción contra la menor.
Opiniones (2)
16 de diciembre de 2017 | 15:11
3
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 15:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A este tipo lo tienen que encerrar y no dejarlo salir nunca más. Que no me vengan con la recuperación y esas estupideces. Si se casara de nuevo, porque creo que la esposa lo denunció porque lo quiere lejos, y tuviera otra vez una hija seguro que también abusaría de ella.
    2
  2. a este tipo tendría que estar toda la vida en la cárcel, le arruinó la vida a su hija y a toda su familia. La nena debe haber estado siempre amenazada y esto siempre trae un tema nuevo a discusión: el aborto. Mi opinión es que deberían hacerla abortar a esa nena, no puede tener un hijo de su padre, es como ver en el niño los peores momentos de su niñez. Al tipo lo cagaría a trompadas.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho