Deportes

Nadal, cada vez más cerca de ser el número uno del tenis mundial

En función de lo que ocurra en el torneo de Toronto y en la próxima semana en Cincinnati, el español podría protagonizar el relevo en la cima del tenis mundial antes de lo esperado.

“No es el fin del mundo, pero está claro que me hubiera gustado empezar mejor. Ahora se trata de seguir siendo positivo”. El discurso de Roger Federer, todavía número uno de la clasificación mundial, empieza a cobrar el tono afligido de un responso. El suizo acababa de caer en su debut en la Rogers Cup, en Toronto, a manos del francés Gilles Simon –2-6, 7-5 y 6-4– y con ello daba nuevos argumentos a los que han puesto fecha de caducidad a sus cinco años de liderato del tenis mundial. Rafa Nadal, que la pasada madrugada se enfrentó al ruso Igor Andreev en la tercera ronda, le pisa los talones y, en función de lo que ocurra en Canadá y la próxima semana en Cincinnati podría protagonizar el relevo en la cima del tenis mundial antes de lo esperado.

Según el diario Sport, el triunfo de Nadal en Wimbledon, acabando con la supremacía de Federer en el torneo, abrió de par en par las puertas al cambio de guardia. Después de su victoria en Londres, el mallorquín se situó a 770 puntos del tenista helvético. Tras la prematura eliminación de Federer en Toronto, donde el año pasado alcanzó la final, el margen se reduciría a sólo 275 en caso de que el español se adjudicase la Rogers Cup.

Llegado a este punto, Nadal podría convertirse en el nuevo número uno del mundo si accediese a la final del torneo de Cincinnati y Federer fuera eliminado de nuevo a las primeras de cambio. Como el calendario 2008 fue modificado por los Juegos Olímpicos, esta eventual coronación de Rafa se reflejaría en la clasificación del 18 de agosto, dos semanas después del Abierto de Cincinnati.

El año pasado, los Masters Series de Canadá y Cincinnati se jugaron dos semanas antes que esta temporada y, por tanto, los 850 puntos conseguidos por Federer –final en Canadá y título en Cincinnati– dejarán de contar en las mismas fechas que se disputaron en 2007. En tanto, Nadal sólo debe defender 230 puntos estas dos semanas, 225 por acceder a semifinales en la Rogers Cup de Canadá y 5 por perder en su debut en Cincinnati 2007.

Roger Federer se declaró “decepcionado” por su partido ante Gilles Simon, en el que cometió 20 errores no forzados y tiró por la borda un buen inicio. “Tengo que olvidarlo y mirar adelante. El gran objetivo son los JJ.OO. y el US Open, son los sitios en los que realmente quiero ganar y estoy preparado”, añadió el suizo, que nunca antes como ahora, desde que en julio de 2005 el balear se colocara como números dos mundial, había notado la amenaza de Nadal.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:37
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes