Coetzee presentó sus mejores escritos de no ficción

"Cartas de navegación" es el título del libro sobre el que el escritor sudafricano premio Nobel habló con el público en Argentina.

"En mi primera visita a la Argentina me encontré con un público lector que realmente se tomaba en serio los libros, que leía con inteligencia", dijo el Premio Nobel de Literatura sudafricano John Coetzee, quien manifestó que la relación con nuestro país "extremadamente acogedor" "surgió hace poco y es una gran sorpresa para mí", en una entrevista abierta con la crítica y traductora Anna Kazumi Stahalle, realizada en el Auditorio del Malba, en la Ciudad de Buenos Aires.

Inmediatamente después a la presentación de su libro "Cartas de navegación", el escritor se explayó sobre su vínculo con Estados Unidos: "Significó muchísimo porque me ofreció su hospitalidad y un lugar de trabajo" en referencia a sus años en Texas y también con América Latina y con la Argentina.

Como parte de un esfuerzo titánico de traductores y editores, el sello El Hilo de Ariadna acaba de publicar "Cartas de Navegación", una "recopilación de las mejores escrituras de no ficción entre 1970 y 1990, décadas muy fértiles para mi", señaló este sudafricano instalado en Australia.

La idea, contó al público, "era abordar mis escritos de no ficción como un viaje intelectual que exploraba los caminos de una serie de entrevistas extendidas", apuntó el autor de "Desgracia", sobre esta selección que reúne, entre otros, textos autobiográficos, de lingüística, de Sudáfrica y de "reciprocidad ética", esa relación que él rápidamente denomina "entre vos y yo".

Al comienzo de su intervención, Coetzee leyó un discurso que pronunció en 1987 en Jerusalém -"hay que entenderlo en su contexto", advirtió-; se refirió a la relación entre realidad e imaginación, al tiempo que evaluó la situación de la literatura sudafricana, en aquel momento, como "una literatura en cautiverio", "un tipo de literatura que uno podría esperar escrita en la prisión".

Sin levantar la vista del atril, Coetzee disparó, "cuando la política se ha convertido en una religión, una novela se transforma en ateísmo", unas de las frases más celebradas del encuentro, que salió de rebote en la lectura de algunos fragmentos de su nuevo libro en el que dialoga con el crítico David Atwell.

En "Cartas de Navegación", su autor aborda temas que van desde Samuel Beckett, el lenguaje universal de Newton, la mitología norteamericana del Capitán América, los universos de Kafka, hasta cultura popular. "¿Sigue escribiendo sobre esto?", le preguntó Kazumi Stahlle, "no realmente no, sigo escribiendo pero sobre deportes", respondió Coetzee.

"Lo que aleja de la cultura popular -amplió- es que no tengo apreciación por la música popular, por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, y creo que si queres abordar esos temas debes tener cierto grado de adhesión que yo no tengo".

Desde marzo de 2015 Coetzee dirige la Cátedra de Literatura del Sur de la Universidad Nacional de San Martín, motivo por el cual volverá al país en septiembre pròximo, precisamente para participar de una clase magistral.

Pero además de adelantar su próxima visita, Coetzee anticipó el lanzamiento de otro libro "El buen relato" -saldrá primero aquí que en Inglaterra-, "una serie de intercambios espistolares entre una psicoanalista británica y yo", que continua esta línea "confesional; es un tema continuo que trato de investigar en forma analítica y está presente en mi ficción".

Finalmente, se le preguntó sobre la libertad de expresión en el marco de la "crisis en Europa", en calidad de su participación en PEN, lo que antes se conocía como la asociación de "Poetas, Ensayistas y Novelistas" para promover la paz y la coolaboración, pero que ahora incluye a periodistas, historiadores y otras profesiones que trabajan con la palabra.

"Estamos en una crisis relacionada con la libertad de expresión y lo que sucedió en París es una expresión extrema de esa crisis, que afecta a los periodistas sobre todo pero también a otras personas, porque todos sabemos de Salman Rushdie y la censura de su libro `Los versos satánicos`", indicó Coetzee.

Sin quitarle importancia a esta problemática mundial, el Premio Nobel de Literatura 2003, advirtió que para él "el derecho a la libertad de expresión no es lo mismo que un derecho humano, como es el derecho la vida; creo que la libertad de expresión es un derecho constitucional".

Y en este sentido, Coetzee, sostuvo que "las crisis suceden cuando la gente no puede ver esa libertad como derecho y entra en conflicto con gente que fue criada con ese derecho en su carta magna; no me refiero a un choque entre culturas, sino a un choque que va a suceder de manera indefinida, y que sin dudas genera la autocensura en personas que no quieren morir en pos de expresarse libremente", concluyó. 

Fuente: Télam

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|09:41
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|09:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic