Scioli, Macri y Massa se "cruzaron" en una cena

Los presidenciables participaron de la cena anual de la Cippec y no faltó munición gruesa de campaña. El precandidato del FPV hizo la gran "toco y me voy".

Anoche en la cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), los presidenciables del FPV, el PRO y el Frente Renovador se mostraron distantes aunque no faltó munición gruesa de pasillo. 

Bajo el lema "El futuro en campaña" se reunieron unos 200 dirigentes políticos, entre precandidatos, gobernadores, intendentes y legisladores. 

Entre ellos, Daniel Scioli (FPV), Mauricio Macri (PRO) y Sergio Massa (FR) participaron de la cena aniversario en el Hotel Hilton en Puerto Madero. Aunque evitaron ubicarse juntos, sobraron las indirectas directas.  

Según recuperó el portal de noticias Infobae.com, en un momento, Massa le susurró a uno de los amigos íntimos de Macri: "Dejá de ponerle plata a Mauricio que la estás tirando a la basura".

Ese fue el primer paso picante de quien terminaría siendo el más activo de la noche: el líder del Frente Renovador. 

Es que el ex intendente de Tigre aprovechó los flashes para abrazarse con todos y blanquear tal vez sus próximos movimientos. Llegó acompañado por De la Sota, con quien podría compartir la interna presidencial en agosto. 

Apenas bajó al subsuelo del hotel, en la antesala del salón principal donde se desarrolló la cena, el ex jefe de Gabinete improvisó una suerte de cónclave peronista junto al cordobés y al misionero Ramón Puerta. "Y a Rodríguez Saá, ¿dónde lo ponemos?", le preguntó Puerta a Massa sin levantar la voz, en referencia a Adolfo Rodríguez Saá, ex gobernador de San Luis y otro de los que podría confluir en las PASO con el de Tigre y el gobernador mediterráneo.

Bajo este panorama, Macri y Massa caminaron y se sentaron a un par de metros de distancia pero nunca se saludaron. El jefe de Gobierno porteño bromeó apenas llegó con Carrió y con su mujer, con quienes se fotografió sonriente durante el cóctel. 

Un rato antes, el líder del PRO, "Lilita" y el radical Sanz habían conversado un rato largo sobre la coyuntura en el departamento de la diputada, mucho más flaca que de costumbre.

Scioli, por su parte, fue de los últimos en llegar. Y el primero en irse.

Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 02:12
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 02:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho