Deportes

Hamilton, de principio a fin en Shanghai

El británico dominó el GP en China, donde se impuso por delante de su compañero de equipo en Mercedes, el alemán Nico Rosberg.

El británico Lewis Hamilton dominó hoy de principio a fin el Gran Premio de Fórmula 1 de China, donde se impuso por delante de su compañero de equipo en Mercedes, el alemán Nico Rosberg.

El Ferrari de Sebastian Vettel cruzó tercero la línea de meta del circuito de Shanghai, justo por delante del segundo bólido rojo, el del finlandés Kimi Raikkonen.



Hamilton impuso su ley durante todo el fin de semana en China, donde ha ganado ya en cuatro ocasiones. El británico, que amplió su ventaja al frente del campeonato mundial, no sólo fue el más rápido en carrera, sino también en la clasificación y en los tres entrenamientos libres.



El actual campeón sumó hoy su segunda victoria del año en tres Grandes Premios y la número 35 de su carrera en la Fórmula 1. Lo único que amenazó remotamente el triunfo del inglés fue el propio asiento de su cockpit, que se calentó más de lo habitual.


Tras una avería en el Toro Rosso de Max Verstappen poco antes del final de la carrera, Hamilton y sus rivales cruzaron la meta en fila tras quedar la prueba neutralizada por el "Safety Car".



El líder del campeonato afrontará la próxima cita del calendario, el próximo domingo en el desierto de Bahréin, con 68 puntos.



Vettel, que tras su tercer puesto en Australia y la victoria en Malasia volvió a subir al podio, defendió su segunda posición en la tabla de pilotos con 55 puntos, por los 51 de Rosberg.



El alemán de Mercedes todavía no pudo ganar esta temporada. En Shanghai, donde Rosberg logró hace tres años su primer triunfo en la Fórmula 1, tampoco pudo ser.



Hamilton defendió su "pole position" y los pilotos adquirieron pronto las mismas posiciones en las que terminaría la carrera. Raikkonen adelantó antes del final de la primera vuelta a los Williams de Valtteri Bottas y Felipe Massa para restablecer la actual jerarquía de fuerzas en la competición: Mercedes primero, Ferrari segundo, Williams tercero.



El dúo del equipo alemán rodaba con tres segundos de ventaja sobre los bólidos rojos, que a su vez tenían cinco más sobre los Williams.



Empezaba el momento para la estrategia. Vettel fue el primer en entrar en la vuelta 13. Todos pensaban que los Ferrari aguantarían más que los Mercedes con los neumáticos blandos, pero Hamilton apretó y entró más tarde a boxes. Luego fue el turno de Rosberg y Raikkonen.



Las "flechas de plata" intentaron cuidar sus gomas, pero Hamilton iba tan lento que provocó incluso la queja de su compañero. "Lewis va muy despacio, díganle que acelere", dijo el alemán por radio.



Los Ferrrari se acercaban por detrás, pero fue un espejismo. Vettel volvió a ser el primer en mover ficha en la segunda tanda de paradas, pero nada cambió.



Lo único que perturbó la calma de Hamilton fue la temperatura de su cockpit. "Mi asiento se está calentando otra vez", advirtió a sus ingenieros en el muro. Un problema que había tenido en los días anteriores, pero que no le impidió vencer. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|05:04
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|05:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016