"No hay diferencia entre el racismo y agredir a alguien por su edad"

En una filosa nota para la revista Rolling Stone, Madonna reflexiona sobre los prejuicios de la edad. "Así es el culo de una persona de 56 años, hijos de puta", disparó.

 En una brillante entrevista a cargo de Brian Hiatt para la edición americana de la revista Rolling Stone, este mes publicada en la versión argentina de la mencionada publicación, Madonna habló de todo. Desde su obsesión por todos los aspectos de la puesta en escena en sus shows, hasta el recuerdo de la inocencia de la industria de la música en los comienzos de su carrera, allá por 1983.

Más allá de que afirma que ella se siente como una "Reina del Pop", sostiene que no es la única dueña de la corona. "Hay lugar para otras reinas, no creo que sea la única. Reinamos en diferentes reinados". 

En la nota, también pone el acento en la necesidad de la educación como formadora de potenciales "rebeldes". Ella está actualmente promocionando su flamante disco Rebel Heart. Madonna considera que la disciplina es fundamental y a pesar de que lleva tres décadas durmiendo poco, afirma que no entiende a la "gente que duerme hasta el mediodía, ¿cómo se atreven?, nunca hice eso cuando era adolescente", expresa sobre su rol movedizo de artista, empresaria y madre de familia.


Sin embargo, la parte más rica de la entrevista se produce cuando la diva se interna en los prejuicios y contradicciones que existen en el mundo del pop alrededor de la edad. "Peleamos con el movimiento de los derechos civiles, peleamos por los derechos de los gays. Hay tanta corrección política, que nadie pensaría en juzgar a alguien porque es gay o porque es negro, o porque es musulmán, o lo que sea. Pero hay una única área en la que todavía podés discriminar totalmente a alguien: la edad. Pero sólo a las chicas. No hombres. Así que en ese sentido vivimos una sociedad muy machista".

Y luego agrega: "Nadie se animaría a decir algo degradante en Instagram sobre alguien por ser negro o gay, ¿pero sí por mi edad? Cualquiera puede decirme algo degradante. Y yo siempre pienso: '¿Qué diferencia hay entre eso y el racismo, o cualquier otro acto de discriminación'. No lo entiendo. Le estoy dando vueltas al tema porque no lo entiendo. Las mujeres de mi edad, en general, aceptan que no pueden comportarse de determinada manera. Pero yo no sigo las reglas. Nunca lo hice. No voy a empezar ahora. Cuando aparece mi culo en la alfombra roja, estoy diciendo: 'Así es el culo de una persona de 56 años, hijos de puta'".

Finalmente, redondea el concepto reafirmando su tenaz lucha por la liberación. "Cuando hice el libro Sex, no era algo que cualquier artista promedio ofreciera. Cuando toqué Like a virgin en los MTV Awards y se me levantó el vestido y se me vio el culo, fue considerado un escándalo total. Esas cosas no eran lo  habitual y ahora lo son. Cuando hice el documental Truth or dare y las cámaras me seguían, tampoco era algo corriente. Así que si tengo que ser la persona que les abre las puertas a las mujeres que creen, entienden y se aferran a la idea de que pueden ser sexuales y verse bien; y ser tan relevantes a los 50 años o a los 60, como lo eran a los 20, entonces genial, lo seré".

Fuente: Brian Hiatt para Rolling Stone


Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 21:36
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 21:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho