Deportes

Receso caliente en Italia: camorra, mafia y pasaportes falsos

El interés de un clan mafioso en la Lazio y la causa que investiga la justicia argentina por pasaportes "truchos" son algunos ingredientes en la pretemporada del calcio.

Camorra, mafia del fútbol y pasaportes falsos de jugadores: el 'calcio' ofrece un escenario caliente durante el receso invernal, de manera que los 'tifosi' tienen con qué entretenerse hasta que el balón vuelva a rodar en la Serie A.

"La Camorra pretende comprar a la Lazio de Roma", tituló hoy el diario "La Gazzetta dello Sport", que puso al descubierto la novela de suspenso entre el ex capitán del equipo capitalino Giorgio Chinaglia y el famoso clan mafioso de los Casalesis.

A través de informaciones inventadas, Chinaglia, de 61 años, habría manipulado la cotización de las acciones de la Lazio. Además, el ex delantero aparentemente extorsionó al presidente del club, Claudio Lotito -con la ayuda de los jefes de sectores radicalizados de la hinchada-, para que accediera a lavar dinero de la mafia, según el rotativo.

Los jefes "ultras" están siendo juzgados por un tribunal romano, mientras que la fiscalía de la capital italiana ha librado orden de detención de otras diez personas, además de Chinaglia, quien está en Estados Unidos y se niega a regresar a Italia.

"Terminaría en la cárcel, aun sin haber hecho nada. Eso es increíble", dijo Chinaglia.

Los investigadores lo ven de otra manera. En 2006, Chinaglia presentó una propuesta de compra a la Lazio por parte de un consorcio farmacéutico húngaro. Pero ese consorcio nunca existió: se trataba de dinero "sucio" de la mafia italiana que, en opinión de la fiscalía de Estado, pretendía lavar y regresar al país una suma de 24 millones de euros (37,7 millones de dólares).

Cómo habría alcanzado esa cifra de dinero para comprar un club italiano de primera división es algo para lo que los investigadores aún no tienen respuestas. Pero en noviembre de 2007, la autoridad bursátil italiana condenó a Chinaglia a pagar una multa de 4,2 millones de euros (6,6 millones de dólares) debido a manipulaciones de la cotización de las acciones.

"Por entonces di una señal de alarma, pero ahora todo sale a luz", dijo Lotito, satisfecho por las últimas acciones emprendidas por la Justicia romana, que pretende poner en funcionamiento una unidad especial para la criminalidad en el fútbol.

Actualmente se sustancia un proceso contra el representante Luciano Moggi hijo, acusado de coacción y chantaje a futbolistas profesionales. Y Moggi padre -ex director general de la Juventus y quien ya fue condenado por el resonante caso de manipulación de resultados que salió a la superficie hace dos años-, está siendo juzgado nuevamente por el tribunal deportivo de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC).

Moggi padre es acusado ahora de haber suministrado a árbitros tarjetas suizas para teléfonos celulares, con el objetivo de poder darles indicaciones sin dejar rastros. En el marco de este proceso, el martes se produjeron escenas tumultuosas, que acabaron con la defensa del acusado abandonando el tribunal.

A ello se suma que la Fiscalía romana recibió el martes visita desde Argentina, donde el juez Norberto Oyarbide investiga la emisión de pasaportes falsos de la Unión Europea para jugadores de ese país.

En Italia, 32 personas ya fueron detenidas por suministrar pasaportes falsos a futbolistas que pretendían jugar en el país sin ocupar cupo de extranjero, lo cual mejora sus posibilidades de contratación.

Con todos estos casos sobre el tapete, la espera por el regreso del fútbol se hace más corta para la prensa y los "tifosi" italianos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:13
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016