Jet lag: dieciséis consejos para evitarlo

¿Querés estar óptimo desde el minuto uno de tu viaje? Te explicamos concretamente en que consiste este malestar, cuáles son sus síntomas, y lo más importante: te contamos cómo hacer para no sufrirlo.

Hoy, cruzamos el planeta casi sin darnos cuenta. Lo que hace solo unas décadas eran agotadores viajes trans-oceánicos en barco que tardaban semanas en finalizar, hoy son vuelos que nos llevan y nos traen de una esquina a otra del globo casi sin darnos cuenta. 

Nuestro cuerpo, por más que queramos negar la evidencia, sufre desajustes cuando ese vuelo que nos lleva a nuestro paradisíaco lugar de vacaciones cruza varias franjas horarias del planeta. Está demostrado que a partir de cinco horas de diferencia horaria, nuestro reloj biológico -el que controla nuestros ritmos de sueño y actividad- se vuelve loco y nos tiene durante algunos días -entre dos y cinco- con trastornos de sueño y alimenticios, en los que no sabemos cómo y cuando descansar o alimentarnos, nos dormimos a deshoras, etc.

¿Qué significa jet lag?

Jet Lag, es un termino en inglés, que se refiere a una alteración de los ritmos biológicos de nuestro cuerpo, producidos cuando viajamos largas distancias a través de diferentes husos horarios, de este a oeste, o de oeste a este. También es conocido como mal del desfase horario(junto con el mal de altura, el jet lag entra en los conocimientos básicos de un viajero), y su termino medico es “disritmia circadiana”.

El Jet Lag se produce principalmente cuando viajamos de oeste a este, porque al viajar en esa dirección “perdemos” horas durante los cambios de husos horarios, y esto provoca que nuestro reloj biológico tenga un ciclo superior a 24 horas, alterando nuestros ritmos circadianos (durante estos ritmos circadianos, ocurren muchos procesos, como comer y dormir).

En cambio, si viajamos de este a oeste, “ganamos” horas, sufrirás un poco de cansancio, pero no supone ninguna alteración grave del ciclo biológico.

Por lo tanto debemos tomar precauciones cuando viajamos largas distancias a alta velocidad en dirección oeste a este ya que puede provocar que nuestro cuerpo quede muy confundido generando fatiga extrema, indigestión y problemas intestinales, pérdida de apetito, problemas de concentración y memoria o una sensación general de no encontrarse bien.

El el sitio web www.bitacorasdeviaje.com elaboraron un compacto e interesante informe con cosejos prácticos a tener en cuenta.

Síntomas

  • Cansancio general
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Problemas digestivos (vómitos o diarrea)
  • Confusión
  • Irritabilidad
  • Desgano
  • Falta de memoria
  • Sueño durante el dia

Los 16 consejos a seguir

Antes del vuelo

1. Comienza a adaptarte al nuevo horario una semana antes del vuelo (si en tu destino es más tarde, acuéstate más tarde que de costumbre. Si en tu destino es más temprano, acuéstate y despiértate más temprano).
2. Duerme bien la noche anterior al vuelo. Más de siete horas.
3. La gente con horarios estrictos para comer y dormir sufre más jet lag, así que si eres más flexible en estos temas, ya empiezas con una ventaja natural.

Durante el vuelo

4. Ajusta tus horas de sueño, al horario de tu destino.
5. Intenta dormir durante el viaje. Lleva una almohada, tapones de oído, y un antifaz para descansar mejor.
6. Evitar el alcohol. En la altura el alcohol aumenta la sensación de cansancio y nos deshidrata.
7. Evita las bebidas con cafeína si tienes que aterrizar de noche, ya que esto afectará a tus patrones de sueño.
8. Camina por el avión para mantener la circulación de la sangre, y si es posible realiza algún ejercicio.
9. Bebe mucha agua.

Después del vuelo

10. Adapta tus horarios a los horarios locales (los del sueño y los de las comidas).
11. Intenta exponerte a los rayos del sol, permanece en el exterior lo mas que puedas.
12. El primer día, tómatelo con calma. Descansa, y deja los recorridos y actividades más exigentes para más adelante.
13. Realiza ejercicios para disparar las endorfinas y hacer que te sientas mejor y estira los músculos para deshacerte de la rigidez que provoca un vuelo largo.

Consejos Finales

14. De la misma forma que para combatir el mal de altura necesitamos de la aclimatación, para el jet lag son necesarias las escalas. Es muy bueno pasar por lo menos un día en algún destino intermedio, antes de llegar al destino final. Por ejemplo, si vamos de Buenos Aires (Argentina) a Bangkok (Tailandia), hacemos una escala de uno o dos días en Doha (Catar).
15. Siempre que se pueda intentar viajar en rutas hacia el oeste, puede llegar a ser un viaje mas largo, pero evitaremos en gran medida el jet lag y ahorraremos algunos dolares en el pasaje aéreo.
16. Personalmente no lo he probado, pero hay viajeros que recomiendan tomar comprimidos de melatonina (SIEMPRE consultar un medico, pues estas pastillas tienen contraindicaciones).

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
25 de Septiembre de 2016|10:53
1
ERROR
25 de Septiembre de 2016|10:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"