Sueldos estatales: qué dice el convenio con el Banco Nación

MDZ tuvo acceso al contrato que rige desde la gestión de Jaque con el agente financiero de la provincia. Si bien ese acuerdo permite acceder a una Asistencia Financiera Transitoria (AFT) del Nación para atender urgencias como la de los salarios, esa ayuda está sujeta a una serie de condiciones. Conocé cuál es el tope.

Los retrasos en el pago de los salarios de los empleados estatales colocaron en el centro de la escena la relación entre el Gobierno mendocino y su agente financiero, el Banco Nación.

El gobernador Francisco Pérez y su ministro de Hacienda, Juan Gantus, no dudaron en apuntar los cañones contra el Nación, con el que existe un vínculo desde la gestión de Arturo Lafalla y con el cual hacía mucho tiempo no se vivía una crisis como la actual.

Pérez apuntó contra sus autoridades locales por la demora en las acreditaciones de los sueldos estatales y estas apreciaciones fueron respaldadas por el ministro Gantus, para quien todo estaba en orden para el pago de los sueldos de este mes. Sobrevolaron esas declaraciones un estado de sorpresa en el Ejecutivo que podría llevar a creer que hubo un factor político en el medio que jugó en contra de los estatales: la ruptura de relaciones políticas entre Pérez y Cristina.

La oposición opina distinto y no suscribe estas especulaciones. Desde el radicalismo se considera que la caída de la recaudación en los primeros meses del año, sumada a la falta de crédito de la Provincia y diversos pagos a proveedores que se hicieron a cuenta de una mayor recaudación que no se está produciendo hicieron eclosión entre el viernes de la semana y el lunes.

El propio Gantus reconoció en una de sus declaraciones un diferencia en rojo entre ingresos y egresos de 300 millones de pesos, cifra que podría indicar cuánto le faltó al Estado provincial para cubrir los montos de los salarios.

En este punto, cobra relevancia el convenio de asistencia financiera que rige desde el gobierno de Celso Jaque con el Banco Nación. MDZ tuvo acceso a una parte del convenio donde quedan establecidas las condiciones de la Asistencia Financiera Transitoria (AFT), que es la cláusula a la que puede acceder la Provincia para pagar urgencias.

El punto M de dicho convenio indica que el otorgamiento de la AFT es“una posibilidad”. Por su parte, el inciso “a” sostiene que el Banco Nación podrá aportar fondos con destino a la ejecución presupuestaria “siempre y cuando las condiciones del mercado así lo permitan, que la Provincia posea las autorizaciones gubernamentales correspondientes y que no se presenten impedimentos en la carta orgánica del banco o en la normativa del BCRA que limite este tipo de asistencias”.

En tanto, el inciso “b” pone límites de plata para la ayuda financiera: “La AFT no podrá superar el 90 por ciento de la nómina salarial neta de contribuciones y obligaciones patronales a pagar por la Provincia para el mes que así lo soliciten”.

Este punto revela que el Banco Nación puede aportar bastante dinero en situaciones de crisis particulares, pero no tiene la exigencia de hacerlo. Teniendo en cuenta que la nómina salarial de Estado provincial ronda los 930 millones de pesos, el límite de la AFT es actualmente de unos 840 millones.

Según algunas fuentes, en los hechos y gracias a acuerdos no formalizados en el papel, las AFT del Banco Nación han sido inferiores a esa cifra hasta ahora. De hecho, fueron creciendo considerablemente durante la gestión de Pérez, pero en los últimos tiempos el techo quedó en los 600 millones de pesos. Menos, tal vez, de lo que necesitaba el Gobierno para liquidar los sueldos este fin de mes.

A la par, se calcula que el Banco Nación amplió del 90 al 100 por ciento el rojo permitido del fondo unificado, que es la cuenta madre del Estado provincial. Este permiso habilita que la cuenta madre tenga un rojo equivalente al dinero que reúnen las otras cuentas estatales, que son unas 2000 en total.

Se cree en la UCR que ese 10 por ciento extra que consiguió Pérez representa unos 250 millones de pesos más para gastar, a pesar de que su cuenta principal esté en rojo. Estas cifras alientan la percepción opositora de que el Banco Nación no ha sido, por lo menos hasta ahora, el verdadero origen de los males que está viviendo este gobierno peronista.

Opiniones (3)
20 de agosto de 2017 | 15:28
4
ERROR
20 de agosto de 2017 | 15:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE EL GOBERNADOR PEREZ ES UN INOPERNTE NO HAY DUDAS. EL TEMOR ES QUE LE QUEDAN VARIOS MESES. YO DIGO SIN IRONIZAR QUE LOS CANDIDATOS DEL FPV PJ, DEBERIAN DAR UNA MANO Y ASI SALVAR ALGO DE LO QUE TIENE LA PROVINCIA, NO SE, EL PARQUE, EL ESTADIO, PALMARES,ETC. YA NO HAGAN MAS PROPUESTAS Y AYUDEN A PEREZ. HAY ALGUIEN SERIO QUE LUEGO ORGANIZARA BIEN A MENDOZA, ESTE CABALLERO ES ALFREDO CORNEJO. CROS. YA JODIERON MUCHO.
    3
  2. Por algún lado tenía que reventar la cosa. Entre Jake y Pérez han abarrotado el Estado de nuevos empleados públicos (se habla de más de 15.000). ¿Cómo es posible entonces poder pagar los sueldos a fin de mes?. Y ni hablar de pagar sueldos dignos. Estos dos gobiernos del PJ han sido llamativamente irresponsables en el manejo del dinero público. Esperemos que la ciudadanía les de un buen escarmiento en las urnas. En lo personal sueño con que Perez no llegue a ser diputado nacional por Mendoza. Saludos
    2
  3. Cuando se gasta más de lo que se tiene, pasa ésto.- Gastan mucho en empleados, futuros votantes, para seguir con el poder.- Y encima, distanciados de la señora Kristina
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial