Deportes

Caselles llegó a casa con la humildad de siempre

Luego de su destacada actuación en el Mundial de Ciclismo juvenil que se desarrolló en Sudáfrica, el pedalero lavallino retornó a Mendoza. 

Su sencillez brota en los poros, esos que se obstruyeron de tanta transpiración aquella tarde sudafricana. Su día feliz. El día de Alexander Emanuel Caselles.

La humildad mamada en la cuna lo habilitó a ser un pibe de bien, guiado por esos constantes consejos de papá y moldeado por la calidez de mamá, fue creciendo en la vida.

Le gustó la bicicleta, de tanto verlas pasar en su Tres de Mayo natal, por esos caminos ardientes de asfalto desgastado, cuando los valientes montados a los caballitos de metal emocionaban a esos habitantes ávidos de emociones.

Jugó a ser alguna ves Amstrong a emular proezas, cruzó senderos interminables por la patria ciclista mendocina y Gustavo Alaria lo conoció, de él se alimentó con su sabiduría al pedal para darse valor y viajar tardes cortas por la distancia al velódromo del parque y aprender, incorporando datos que le permitieran superarse.

Llegaron triunfos locales, medallas en las pistas del país y aquel campeonato panamericano en Ecuador con el oro centelleando en su pecho. Venía el Mundial y la delegación Albiceleste lo tenía entre sus cartas de triunfo.

En las puntuables no se dio por una fuga que estuvo a punto de tomar pero se escapó. Pero quedaba una revancha, su revancha.

El scratch, esa modalidad que había abierto un paso al reconocimiento lo aguardaba.
Nunca dudó que su esperanza cómplice fijaría el reto del destino, y salió a quemar todo lo que sus potentes piernas pudiesen dar.

Por un suspiro o un pedaleo a destiempo no llegó a lo más alto del podio, quedó detrás del holandés Vingerling y el venezolano Linares, vio subir la insignia patria y se confundió en un abrazo interminable con su padre que lloraba como un niño, como Alexander que también con llantos en la humilde casita lavallina hace 17 años prometía que esas lágrimas nunca serían en vano.

¿Lloraste mucho Alexander aquella tarde?
Muchísimo, junto a mi papá no podíamos creer lo que habíamos conseguido. Porque esta medalla es de él también, gracias a su compañía y a su apoyo pude obtener este lugar en el podio. Cuando la bandera argentina subía y aplaudían de todos lados en la premiación me emocioné tanto que casi no vi cuando me pusieron el bronce.

Esto terminó por coronar un gran año para vos, ¿corriste como nunca?
Estaba bien, mentalizado en que el trabajo de mi maestro Alaria tendría frutos. Entrenamos muy bien este año, sabíamos que estando en forma no estaríamos tan lejos de subir a un podio.
Primero fue lo de Ecuador y ahora esto con un tercer lugar que es muy importante, largaron 45 en el scratch y estar entre los mejores es inolvidable.

¿Te gustó Sudáfrica, que me decís de ese país tan diferente al nuestro?
Muy diferente, otra cultura, otro idioma, pero muy lindo, conocimos varios lugares en el poco tiempo libre que teníamos y nos sorprendió que la gente a las 5 o 6 de la tarde ya no esta más en la calle, sólo los que formábamos parte de las diferentes delegaciones que participábamos del mundial salíamos a pasear.
Cierra todo, sólo algunos lugares para tomar algo y nada más. Son muy baratos los precios de la ropa y el calzado, pero yo compré tantos regalos para mi familia que no pude comprarme unas zapatillas que valían 60 pesos y acá en Argentina sale 250, eso me pasó por no ahorrar (risas).

¿Y el nivel de los participantes, como lo vistes?
Excelente, había chicos que ya están compitiendo profesionalmente en los segundos equipos muy importantes del mundo. Realmente el nivel era para sacarse el sombrero. Además fuera de lo deportivo hice amistad e intercambiamos teléfonos con venezolanos, colombianos, chilenos, con ellos estábamos siempre juntos, parábamos en el mismo hotel y desayunábamos y almorzábamos todos a la misma hora. Con lo rusos, los asiáticos, los alemanes y otros sólo levantábamos la mano para saludar no entendíamos nada de lo que hablaban (risas)

Siempre creyó en vos el técnico de la selección Gonzalo García y se la jugó para darte la responsabilidad de correr en tres competencias.
Si es cierto fue fundamental su confianza y pude estar en tres carreras, en la contrarreloj fue difícil porque había excelentes competidores con bicicletas que nunca había visto, formidables. Estamos muy lejos en ese aspecto, la diferencia se nota mucho.

¿Que viene para Caselles en el futuro mediato?
El domingo arrancó con la temporada de pista, por ahora solo con Gustavo (Alaria), del apoyo de la Municipalidad no sabemos nada en estos días, no está seguro que continúen, pero lo averiguaremos mas adelante. Voy a correr un par de carreras y luego pararé un tiempito porque estoy bastante agotado.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|05:19
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|05:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic