Miguel Hernández escribió sus últimos cuentos en papel higiénico

Están escritos en un pequeño cuaderno creado con hojas de papel higiénico cosidas por la parte superior, con los bordes ya irregulares y envejecidos.

El poeta epígono de la generación del 27,Miguel Hernández, pasó los dos últimos años de su vida de cárcel en cárcel, y los ocho meses finales en la enfermería del Reformatorio de adultos de Alicante, luchando contra la tuberculosis. Poco antes de enfermar, escribiría los que serían sus últimos textos, cuatro cuentos infantiles dedicados a su hijo Manuel Miguel, pues el autor tenía, por esa época, dos obsesiones: reencontrarse con su mujer y poder volver a ver a su hijo, que tenía unos dos años de edad.

Manuscrito Miguel Hernández

Los cuentos están escritos en un pequeño cuaderno creado con hojas de papel higiénico cosidas por la parte superior, con los bordes ya irregulares y envejecidos. Contiene cuatro relatos tiernos, y repletos de metáforas sobre la libertad, titulados ‘El potro oscuro’, ‘El conejillo’, ‘Un hogar en el árbol’ y ‘La gatita Mancha y el ovillo rojo’. Los dos últimos son inéditos.

Con los otros dos su compañero de cárcel Eusebio Oca había confeccionado un libro de dibujos (ilustrado por Oca, que era dibujante) que Hernández consiguió hacer llegar a su hijo, aunque diciendo que eran traducciones del inglés hechas por él mismo, quizá para evitar la censura de la cárcel. Ese librito se publicó en facsímil en 1988.

En contrasprestación por sus dibujos, Hernández regaló a Oca el manuscrito con los cuatro cuentos.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|08:21
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|08:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic