Cómo evolucionaron Hansel y Gretel en el tiempo

El cuento fue publicado por primera vez en 1812, aunque venía, como todos los cuentos de los hermanos Grimm, de la literatura oral.

Uno de los cuentos de los hermanos Grimm que todos conocemos y que tenemos muy presente (¿quién no lo leyó cuando era pequeño?) es el de los hermanos Hansel y Gretel y su encuentro con la casita de chocolate… y la malvada bruja. Los dos niños son los hijos de un pobre leñador que es convencido por su mujer, la madrastra de los niños, para que los abandone en el bosque. Los dos niños acaban encontrando una apetitosa casa hecha con dulces, que los seduce y a la que rápidamente hincan el diente. La casa es, por supuesto, un truco de una malvada bruja, que decide cebarlos como cerdos y comérselos cuando les llegue su propio San Martín.

Hansel y Gretel

El cuento (sí, piénsenlo, muy gore) fue publicado por primera vez en 1812, aunque venía, como todos los cuentos de los hermanos Grimm, de la literatura oral (y recoge un problema muy de la época, el de pasar mucha hambre), y desde entonces ha sido reeditado numerosas veces.

El cuento es ahora el protagonista de una exposición en Madrid, en la Biblioteca Nacional en la que se pueden ver diferentes versiones y productos derivados (hubo hasta representaciones de una de las óperas que lo adaptan en el Teatro Real) de la historia. Como explican en la presentación de la exposición, la historia de Hansel y Gretel (o Pedrito y Margarita en algunas de las primeras traducciones al castellano) ha sido “uno de los cuentos que ha sufrido, o gozado, de más versiones literarias, cinematográficas, teatrales e incluso operísticas”.

Hansel y Gretel

El cuento tiene muchas lecturas, además, como nos recuerdan en la exposición, ya que no solo habla del hambre, sino que también “dibuja a la bruja mala por naturaleza y nos horroriza con la maldad antinatural de los padres” y funciona como una alerta del “atractivo del peligro”. E igualmente, recuerdan en la presentación de la exposición, “nos enseña el valor de la publicidad antes de que fuera inventada”. Esta interpretación es una de las más sorprendentes, aunque una que, si se piensa fríamente, es difícilmente discutible. La bruja es un genio del reclamo publicitario, no nos engañemos, ya que supo crear el anuncio suficientemente atractivo para hacer que los dos niños compraran lo que quería venderles.

Por supuesto, en estos años (siglos) en los que se ha ido reeditando la historia, los dos hermanos y la bruja se han ido adaptando a las modas, como demuestra la galería en la que se pueden ver algunas de las imágenes de la exposición.

Fuente: Raquel Pico en http://www.libropatas.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|10:02
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|10:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016