El Papa no cree en sus "amigos" de la política

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo mostró su irónica curiosidad por la relación hacia la que viró el gobierno argentino luego de denostar al por entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.

Primero fue el ataque y de repente, los elogios. No hubo un interregno que marcara respeto en el medio. El Gobierno cambió con solo un salto en el aire su posición muy crítica con respecto a Jorge Bergoglio una vez que se volvió papa Francisco.

Todo el mundo fue a tomarse fotos con el pontífice argentino e, inclusive, una versión que se echó a rodar este lunes es que el propio Bergoglio habría evitado una renuncia de Cristina Fernández de Kirchner.

"Vienen, el papa les da la mano y cuando llegan a la Argentina enumeran un largo rosario de cosas que supuestamente hablaron con Su Santidad", se quejó en agosto pasado, ante MDZ, un colaborador de los palacios pontificios, preocupado por lo que se decía aquí en nombre del papa Francisco.

Cada miércoles, más de mil argentinos llegan a la Audiencia General en la Plaza de San Pedro esperando la foto con Bergoglio y retornan con mil historias para contar.

Pero esta vez fue una de las personas de mayor poder dentro de la Iglesia el que criticó a la política argentina. Se trata de Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, el núcleo integrado por unos 30 Premios Nobel que discuten las posiciones y proponen iniciativas.

Sánchez Sorondo, un hombre del equipo permanente del Vaticano que no llegó con Bergoglio, habló luego de que el propio Francisco lo hiciera con la cadena mexicana Televisa, en donde denunció que algunos políticos se "aprovechan" de su figura,

Sorondo reflexionó  en diálogo con el diario porteño La Nación que "lo más curioso es que en el Gobierno ahora son todos amigos de él".

Nombrado en 1998 por Juan Pablo II canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, creada en 1603 y de la que formaron parte Galileo Galilei, Sánchez Sorondo llegó el viernes a la Argentina, el mismo día en que el Papa reveló que en sus primeros dos años de pontificado se sintió usado por los políticos argentinos. "La relación con los gobiernos siempre es muy complicada. El pueblo polaco fue muy solidario con Juan Pablo II, incluso el gobierno comunista de entonces. Los alemanes fueron muy fríos con Benedicto XVI. Los argentinos, con Francisco, somos muy desordenados e individualistas, y hasta un poco aprovechadores", precisó.

Basó esa reflexión, entre otros ejemplos, en el comportamiento que mostró la bulliciosa delegación que acompañó a Cristina Kirchner en su última visita a Francisco, dominada por La Cámpora, lo que sorprendió al Papa. "Tanto lo sorprendió que después le confió a uno de sus colaboradores: En la Curia romana dicen que soy un poco desordenado; pero fíjense cómo es mi pueblo", reveló Sánchez Sorondo.

Opiniones (6)
18 de diciembre de 2017 | 05:14
7
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 05:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Los argentinos deberìamos entender que la Iglesia y el Estado deben estar separados para asegurar la plena libertad de ambos y evitar compromisos políticos.
    6
  2. Los K después de humillarlo y calumniarlo podrían haber tenido la dignidad del silencio. TRES DÍAS ESTUVIERON DICIENDO A LOS MEDIOS DEL MUNDO QUE LA ARGENTINA NO QUERÍA ESA DESIGNACIÓN, desde el cananl del estado. Como siempre el kichtnerismo hablando cosas que no tiene que ver con lo que habla la sociedad. Todos festejabamos pero los medios del mundo se preguntaban por qué los argentinos no lo quieren? Yo escuché canales de México, Chile,España haciéndose esa pregunta y TODOS los "analistas" de la tv pública de duelo. TRES DIAS después de chiflarlo, de no permitir un minuto para escuchar al nuevo Papa en el Senado. La jefa dice "no conviene" y empiezan a peregrinar, sin un poquito de dignidad, primero la presidente, luego tódo el séquito, pero lo más denigrante fue la Sra. de Carlotto que siguió calumniandolo, y luego dijo "que le habian informado mal". La presidente con el papelon de explicarle lo que era un mate, y lo ultimo Larroque, el mismo que dirigió la silbatina el 13 de marzo fotografíandose con la remera. Sin olvidarnos de Inasurralde y la foto en Brasil, o el impresentable que lo atacaba en tweet y ahora quiere estar en la Suprema Corte, que salio a decir que era "el candidato del Papa" y tenía una foto de su confirmación, ignorando que a todos nos confirma el Obispo del lugar. Confundieron educación, paciencia y deseo de no confrontar con estupidez. Bergoglio era tan brillante como lo es Francisco, pero también tan directo, por eso Néstor le decía "diablo con sotana" porque le decía lo que él no quería escuchar: LA VERDAD.
    5
  3. Que se dedique a hacer lo que tiene que hacer. El resto es pour la galerie.
    4
  4. lo de los politicos que quieren la foto nomas lo dijo por massa y macri hay que ser ciego para no darse cuenta pero los medios lo aprovechan para tirar palos al gobierno; la remera de la campora que le regalaron se la mandaron unos chicos que trabajaban con el en la villa
    3
  5. por fin se dio cuenta de algo que todos lo agentinos sabiamos hace rato: los politicos solo les interesa la foto con el papa para su rédito politico, y hasta mienten haciendo creer que el papa es peronista...nada mas lejos de la verdad, el papa es de todos, NO es de un partido politico.. por favor funcionarios : dejen a Francisco tranquilo.
    2
  6. Bien por FRancisco, al fin !! no tienen cara los politicos , actores y todos los que fueron a buscar la foto, que no reciba a nadie mas y listo, no tienen cara Kretina y todos los noquis asquerosos de la campora que se cansaron de hacerle desares cuando era obispo. Dios les de su propia medicina a estos hdrmp
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho