Deportes

Con un final polémico, el Lobo se sacó la mufa

El Lobo comenzó perdiendo ante Chacarita y lo dio vuelta en el último minuto para ganar 2 a 1 y por primera vez en casa.


Gimnasia y Esgrima logró en el Víctor Legrotaglie su primera victoria como local en la B Nacional al vencer a Chacarita por 2 a 1 en un partido que se calentó sobre el final y terminó con jugadores del visitante descompuestos luego de que la policía les echara gas pimienta.

Desde los 15' del primer tiempo la visita juega con uno menos, por la expulsión de Víctor Zapata. Antes había perdido a Rodríguez, quien debió retirarse lesionado cuando sólo habían transcurrido 12 minutos de juego.


El Funebrero supo sostener la inferioridad numérica durante los primeros 45 minutos y por ello se fue al descanso ganando por 1 a 0 con este gol de Cristian Milla, a los 20':

En la segunda parte, a Gimnasia le costó aprovechar que el rival jugaba con uno menos y Chacarita lo complicó en varias ocasiones.

A los 28' del complemento llegó el empate del Lobo mendocino. Raúl Albornoz pateó con calidad el penal a favor de Gimnasia, luego de una mano en el área, y puso el marcador 1 a 1.


Cuando faltaban 4 minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario, Cristian Taborda tuvo el triunfo Mensana pero remató débil de zurda y el arquero visitante respondió de buena manera.

En el último minuto Sergio Oga tuvo una inmejorable. Remató de zurda ante la salida del arquero y la pelota se estrelló en el travesaño. Cuando parecía que el Lobo no se sacaba la mufa y se acababa el tiempo, Taborda remató de zurda, el arquero dio un rebote corto y Ernesto Garín la empujó en la línea para hacer delirar al público blanquinegro y sacarse la mufa.


Luego del gol de Garín, la gente de Chacarita protestó porque consideró que el gol llegó después de cumplido el tiempo adicionado por el árbitro. En medio de las protestas la policía le echó gas pimienta al arquero suplente del Funebrero y el partido estuvo detenido por más de diez minutos en medio del caos generado por las fuerzas encargadas de brindar seguridad.

Increíblemente, el árbitro decidió reanudar el encuentro una vez que se calmaron las aguas y Chacarita tuvo la chance de empatarlo con un cabezazo que se estrelló en el travesaño y que enmudeció al público local, pero la jugada estaba invalidada por fuera de juego.


El Lobo pudo desahogarse y sacarse la mufa en Mendoza, donde no había podido ganar desde que ascendió a la Primera B Nacional.


En Imágenes