Deportes

El fútbol atraviesa una confusión "olímpica"

Robinho no estará en Beijing, y Messi todavía duda. La presión de los clubes más poderosos del mundo y el sutil choque entre la FIFA y el COI complican la presencia de los mejores en los JJOO.

Restan apenas dos semanas para que comience el torneo en los Juegos de Beijing, y la confusión que vive el fútbol es verdaderamente olímpica.

El brasileño Robinho renunció al torneo y se fue a Austria con el Real Madrid, mientras que el argentino Leo Messi voló a Escocia de pretemporada con el Barcelona sin saber qué le deparará el futuro y otro brasileño, Rafinha, se escapó de su equipo.

"No sabemos nada, nada todavía. Estamos en plena incertidumbre", dijo hoy Celia Messi, madre de la estrella argentina.

Mientras las presiones en España crecen, en Alemania "desapareció" Rafinha, que no se presentó para iniciar la pretemporada con el Schalke 04. Otro brasileño, Diego, recibió hoy claros mensajes para que no se le ocurra imitar a su compatriota.

¿A qué se debe tanta confusión? Son varios los poderes que se enfrentan. Por un lado está el de los clubes con las federaciones nacionales, pero también juega un papel el sutil choque entre la FIFA y el COI.

Sutil porque Joseph Blatter, presidente de la FIFA, es además uno de los 115 miembros del COI. Y choque porque la FIFA es la única federación deportiva mundial que se siente más poderosa que el COI (Comité Olímpico Internacional), y actúa en consecuencia: el fútbol olímpico es importante, pero nunca debe crecer lo suficiente como para empañar el Mundial, el gran negocio de la FIFA.

El ente rector del fútbol mundial ratificó hoy que los clubes están obligados a ceder a los futbolistas menores de 23 años que sean convocados por sus selecciones para el torneo que se inicia el 6 de agosto en China.

"La cesión de jugadores menores de 23 años (para los Juegos) siempre fue obligatoria para todos los clubes. Para Beijing 2008 se aplica el mismo principio", dijo a la agencia dpa un portavoz de la FIFA, confirmando lo asegurado a dpa la semana pasada en Lausana por Jacques Rogge, presidente del COI.

"La FIFA acaba de recordarle a los clubes que deben ceder a los jugadores (menores de 23)", dijo Rogge.

La FIFA envió la semana pasada un correo electrónico a todos los clubes involucrados para aclarar las dudas generadas por casos como el del argentino Lionel Messi, de 21 años, convocado por su selección pero pretendido por el Barcelona.

La pregunta es qué sucede si un club se niega a ceder a un Sub 23. Según Rogge, el jugador queda suspendido durante el período olímpico. La FIFA, en la profundidad del verano europeo, fue menos específica, aunque los efectos de la alineación indebida son claros: tanto el club rival como la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) podrían demandar a un Barcelona que se hubiera negado a ceder a Messi y lo utilizara en agosto para los partidos por la Liga de Campeones.

El efecto de la sanción -que puede implicar la pérdida del partido por parte del equipo que alineó a un jugador del que reglamentariamente no disponía- sería retroactivo. Magro consuelo para Argentina, que necesita a Messi para formar junto a Sergio "Kun" Agüero la dupla que lleve al país al segundo oro olímpico.

¿Qué hace Messi? "Leo no habla, no pregunta. Sólo espera a lo que le digan", explicó a dpa la madre de Messi, que dijo entender los deseos de ambas partes. El vuelo de la selección argentina pasa mañana por España rumbo al amistoso del 29 en Japón, pero todo indica que a la máquina no se subirá Messi.

"Es posible que le digan algo después del primer amistoso que va a jugar el Barcelona en Escocia", dijo Celia Messi.

El Barcelona enfrentará al Hibernian en la noche del jueves y al Dundee United en la tarde del sábado, partido tras el cual regresará de inmediato a la capital catalana.

La orden del Barcelona a Messi fue clara: debe guardar silencio. Según un portavoz del club, no hay presiones sobre el argentino: "Sólo le hemos preguntado a Messi y en absoluto le estamos presionando para que se quede".

No es, en absoluto, una presión pequeña: dejar la decisión en manos del jugador es hacerlo responsable de todo.

Pero el Barcelona parece resignado a no contar con el argentino, y sólo intenta que tome parte en la pretemporada que dirige el nuevo entrenador, Josep Guardiola.

"El jugador quiere ir y va a ser casi imposible retenerlo", dijo a dpa un portavoz del Barça que solicitó el anonimato.

Tan imposible retenerlo como le sucedió al Schalke 04 con el brasileño Rafinha.

"Rafinha no está. ¿Qué puedo hacer? no podemos llevarlo con esposas", dijo hoy el manager del Schalke 04, Andreas Müller, en declaraciones al diario alemán "Bild" tras comprobar que el brasileño de 22 años no se había presentado en el aeropuerto para volar rumbo a la pretemporada en Austria.

Por las dudas, el Werder Bremen le envió un recado a Diego. "No tengo ningún temor de que pueda ocurrir algo así", dijo el ejecutivo del club Klaus Allofs, cuando se le mencionó el "caso Rafinha".

El club espera a Diego el martes para los entrenamientos, pero debería tener un ojo puesto en lo que sucedió hoy en España: el Real Madrid forzó la renuncia de Robinho alegando una lesión y se llevó a Austria al talentoso jugador, que era una de las máximas estrellas del fútbol en Beijing 2008. ¿Soportará Brasil "perder" también a Diego? El hecho de que Diego no sea Sub 23 inclina la balanza a favor del Werder Bremen.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|15:28
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|15:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic