Dos potencias MDZ suben al Frank Romero Day

Federico Croce y Gonzalo Arroyo participarán en la conducción de dos de las repeticiones del Acto Central de la Vendimia. Nos cuentan cómo viven la experiencia, cábalas, miedos y prejuicios de sus colegas.

Este año, un par de personalidades clave de MDZ estarán presentes en dos de las repeticiones del Acto Central de la Vendimia. Federico Croce, sagaz periodista de Sociales de MDZ online, a quien podés escuchar de lunes a viernes por la mañana en los programas Uno nunca sabe y Cambio de aire por MDZ Radio; y Gonzalo Arroyo, periodista de espectáculos de MDZ Online y parte fundamental de Hacete cargo, que va de lunes a viernes por la tarde también por MDZ radio.

Croce estará sobre el escenario del Frank Romero Day en la primera repetición, la noche del domingo, con un recital de Axel sobre el cierre del espectáculo. En tanto que Arroyo aportará su impronta rockera en la segunda repetición, el próximo lunes, con un show de Ciro y Los Persas como broche de la jornada.

En una charla con estos personajes, en el gran y querible sentido de esa palabra, Fede y Gonza desplegaron todo su histrionismo y expectativas; con respecto a lo que será su pasó por el emblemático y multitudinario escenario del teatro griego.

Voces de la Vendimia 01


- ¿Qué sintieron cuando fueron convocados por el Ministerio de Cultura para ser parte de la conducción de estas repeticiones en el Frank Romero Day?

Gonzalo Arroyo: Para mí sinceramente fue una sorpresa. Yo venía de trabajar en el MendoRock, y como les gustó el laburo que hice ahí; me llamaron para la repetición que tiene que ver con la noche rock. Participar está bueno porque todos sabemos que te da chapa. Yo he ido como público a repeticiones cuando vino Divididos, Charly y Fito. Hace tres años, estuve casi en calidad de "colado" (risas). En esa oportunidad estaba conduciendo mi compañero Marcelo Sisso, y yo estaba haciendo un móvil para MDZ radio. Como no se escuchaba bien, me metí detrás de bambalinas, y entonces hice mi salida al aire mientras los de seguridad me corrían para sacarme. Ahora en cambio, voy al escenario completamente legal.

Federico Croce: Yo sentí muchísima emoción, esa es la verdad, aunque suene ñoño o a lugar común. A mí me encanta la Vendimia. De toda la vida he amado esta fiesta, también la he criticado y cuestionado desde un montón de aspectos; pero todo eso es por el amor que siento por este evento. He trabajado en lo público, y he vivido Vendimia desde adentro. Conozco lo que es armar una Vendimia desde cero, por eso la respeto muchísimo y la quiero. A nivel profesional, también sentí algo equivalente al "llegaste". Mucha gente cuando me felicitó me dijo eso: "pibe, llegaste". Es una sensación de legitimación de la carrera. Para mí, el llamado a una persona que trabaja en la radio o en la televisión en Mendoza, para conducir en Vendimia; es una suerte de legitimación oficial de que laburás bien, y también de que la gente te quiere y te conoce. Sentí tanta emoción, que hasta lloré. Sonará maricón, pero cuando corté el teléfono me embargó un sentimiento muy fuerte. Es como un sueño que uno trae desde niño.

Voces de la Vendimia 07


- Cuando uno piensa en las locuciones de Vendimia, la referencia más inmediata es cierto estilo ampuloso. Ustedes, ¿qué onda le piensan dar a su trabajo de conducción?

FC: Para mí, lo más importante es ser yo mismo. Yo no soy una persona formal, no imposto la voz, no soy un locutor. Soy animador, conductor y periodista. Voy a conducir lo que me toca y voy a animar con histrionismo y alegría; con la misma forma de ser que tengo en la radio. No voy a ser un invento, o una persona que no soy. No me voy a inventar otro Federico Croce. Voy a tratar de ser ocurrente, no sé si un poquito irreverente porque tanto no te dejan; y no me voy a arriesgar a que no me llamen nunca más (risas). Voy a ser super yo.

GA: En la reunión que tuvimos en Cultura nos dijeron: "a ustedes los elegimos por su estilo, queremos que sean ustedes, no queremos que pongan voces de locutores porque para eso ya contratamos locutores".

Voces de la Vendimia 06

- Otro aspecto que siempre resuena, es el arsenal de cábalas a las que apelan quienes ya han transitado varias veces el escenario del Frank Romero Day. ¿Tienen pensada alguna cábala o amuleto?

GA: No tengo cábalas. Aunque puede ser, he estado pensando tantas cosas.

FC: En varios momentos de vida he sido muy cabulero. Cuando rendía en la facultad, usaba el mismo calzoncillo; también tenía ritos para repasar la materia. Me parece que ahora no voy a llevar ninguna cábala, porque es algo nuevo. Es la primera vez que voy a pasar esta experiencia, si sale todo bien y vuelven a llamarme; seguramente voy a repetir algún elemento, que puede ser usar el mismo calzoncillo. Es la cábala que siempre me ha funcionado en momentos clave, el "calzón de la suerte".

- Se habla mucho del impacto que produce salir al escenario y encontrarse con esa multitud. Sin llegar a extremos como el del pánico escénico, ¿tienen algún tipo de miedo?

GA: Yo tengo "todos" los miedos. Imaginate, estar parado ahí adelante de cerca de 40 mil personas. Creo que es la única vez en la que me puedo llegar a sentir lo más estrella de rock en mi vida. Imagino que de los nervios, te debe llegar a temblar la voz. Tengo esa ansiedad de subir, que te tiemblen las gambas, saber qué se siente. Lo que sé es que me tengo que divertir. Es una experiencia muy linda, muy especial, quizás única. Me llamaron, yo no fui a golpearle la puerta a nadie. Han confiado en mí, tengo que bajar un cambio porque suelo ser muy enroscado. Tengo que divertirme y pasarla bien, porque esa es la idea; más allá de si después vuelvan o no a llamarme.

FC: En mi caso, los miedos tienen que ver conmigo. No le tengo miedo ni a la gente, ni a que llueva, ni a que se corte la luz, ni a tropezarme; ni a nada externo. La gente me encanta, siempre he tenido buena onda y una respuesta maravillosa del público. Los miedos tienen que ver con no bloquearme, que no me de un panic attack. Todos los que han pasado por esta experiencia, te dicen: "no sabés lo que es esa pared humana adelante tuyo cuando salís al Frank Romero Day". No quiero que eso me bloquee, o se me trabe la lengua. Está muy bueno tener dos compañeros que salen al escenario con vos, y entonces te ayudás. Mucha gente me ha dicho: "tu timbre de voz no es característico de cualquier persona que trabaja en radio". Yo no hice caso a eso, y llevo tres años trabajando en horario de prime time. Soy un convencido de que cuando uno tiene un poquito de miedo, hay que hacerle frente al desafío.

Voces de la Vendimia 04

- Entre colegas del mundo de la locución y el periodismo, hay conceptos enfrentados con respecto al nivel de relevancia que tiene el hecho de ser convocado para conducir en vendimia. ¿Qué piensan ustedes sobre eso?

FC: Me parece perfecto que algunos colegas no quieran hacer Vendimia, o que no les parezca relevante. En la variedad está el gusto. Sino cada año estaríamos matándonos entre todos. Yo siempre exterioricé mi amor por la fiesta de la Vendimia. Es una fiesta que me encanta y la disfruto. A veces pienso que algunos de los que se ponen en actitud superada, en realidad les embola que no los llamen y tal vez tienen un poco de envidia. Para mí, la Vendimia es el momento de explotar en tu carrera de comunicador en cuanto a la oralidad. Si sos trabajador de radio o televisión, hacer una Vendimia es lo más. Y nadie puede decir que no lo es. Quiero agregar además que me parece genial que se elija a gente nueva. Gonza y yo somos nuevos en el Frank Romero Day. Y también es fundamental el tema de la diversidad, por ejemplo está Hugo Torrente que no es periodista o locutor. Yo no quiero desmerecer el trabajo de los locutores, pero me parece que además de ser buen locutor; en Vendimia es fundamental ser buen conductor y buen animador.

GA: Yo me he reído un poco con la idea de que después de esta experiencia no pueda volver al barrio del "indie rock". También voy a escribir una nota sobre el show de Romeo Santos en la tercera repetición, así es que ahí algunos colegas tendrán más para gastarme. Pero para mí todo es una cuestión de oficio, de laburo. En mi caso, no me muero por ser conductor en una de las repeticiones del acto central. Pero si me convocan, reconozco que es algo relevante. Es la fiesta más importante de Mendoza, y si me llamaron es un honor, hay que ir y quemar las naves para dar lo mejor.

Voces de la Vendimia 03

Opiniones (2)
18 de noviembre de 2017 | 16:54
3
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 16:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece muy bien, pero avísenle a Croce que la palabra "copado" pasó de moda hace 15 años
    2
  2. Croce hace rato paso de ser un "periodista de sociales", hoy es un periodista capaz de comunicar y comentar los asuntos mas serios de la comunidad con una altura y con un modo entendible y sincero, sin intereses ni tapujos ninguno, digno de un columnista y formador de opinión.- Felicitaciones.-
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia