Polémicas y monedas en el Concejo Deliberante de General Alvear

Las votaciones para la presidencia y las dos vicepresidencias del cuerpo legislativo local se definieron al azar y no estuvieron exentas de ribetes políticos.

Como si fuera un culebrón de la tarde, los integrantes del Concejo Deliberante de General Alvear protagonizaron un verdadero escándalo durante la sesión especial para elegir a las nuevas autoridades legislativas.

Las fuertes divisiones internas y externas entre los ediles salieron a relucir de la mejor (o peor) forma durante este jueves a la mañana en el recinto, y lo más insólito de todo es que la presidencia y las dos vicepresidencias del Concejo alvearense se definieron con monedas, una tradición política local para atender los desempates pero que nunca había sido utilizado en tres ocasiones consecutivas.

Todo comenzó cuando los diez ediles se dispusieron a elegir primeramente quien sería el presidente del Concejo Deliberante. El radicalismo, que cuenta con una ajustada mayoría, propuso a Ernesto López Cafferata, mientras que el justicialismo eligió como candidato a Sergio Sendra.

Los cuatro concejales de la UCR eligieron a su compañero, junto con el demócrata Ramiro Zaragoza, como así lo hicieron con Sendra los tres del FPV-PJ y la justicialista disidente Graciela Montecino. Pero la nota la dio el massista Víctor Gutiérrez, porque se votó a sí mismo, algo que ya no estaba permitido porque no se postuló para la votación.

Pero lo más llamativo es que Gutiérrez había acordado con la UCR ser precandidato a concejal en primer término en la lista de Leonardo Viñolo, uno de los que disputará la interna radical en las primarias de abril para la intendencia. Sin embargo, el acuerdo se rompió ayer y el massista se tomó revancha.

Así, los resultados habían quedado en cinco votos para López Cafferata, cuatro para Sendra y uno para Gutiérrez, ya que nadie había advertido su error. Por ello, el radical estaba tomando juramento como presidente del HCD cuando alguien se dio cuenta y se tuvo que interrumpir la asunción porque la votación fue anulada.

Ante esto, los ediles de la UCR y el PD pidieron un cuarto intermedio y se retiraron del recinto, pero la votación se reanudó, teniendo que regresar a la sala, y Gutiérrez dio su voto por Sendra, por lo cual ambos pretendientes a la presidencia quedaron empatados con cinco.

Por más que suene inaudito, se decidió que el desempate sea definido con una moneda de 50 centavos, que aventó la secretaria del HCD, Marisa García. La suerte quedó para el radical López Cafferata, quien finalmente asumió la presidencia del Concejo Deliberante alvearense y permitió a la UCR mantener el máximo cargo legislativo.

Cierre con escándalo

Para la Vicepresidencia Primera, la Unión Cívica Radical postuló al demócrata Ramiro Zaragoza, mientras que el PJ oficialista insistió con Sendra. En este caso, la votación se desarrolló con normalidad pero volvió a quedar empatada con cinco votos para cada uno.

Al igual que en el primer caso, se optó por definirlo con una moneda, a la suerte, aunque se utilizó una de 25 centavos. La oposición continuó con la racha, ya que el cargo quedó para el edil del Partido Demócrata.

Pero la polémica no terminó allí, ya que la tercera votación para la Vicepresidencia Segunda fue la más escandalosa de todas. Zaragoza propuso, con la venia de la UCR, a Sendra, como un “gesto” hacia el justicialismo. Pero los ediles del FPV-PJ estallaron en furia ante lo que denunciaron una “imposición” de la oposición y nominaron a Graciela Montecino.

Fue aquí cuando se “desmadró” todo: ante el enojo de la bancada oficialista, los radicales Leonardo Viñolo, Pablo Longo y Roberto Castillo se abstuvieron, el recién asumido López Cafferata votó por Sendra junto con el massista Víctor Gutiérrez. Los kirchneristas Mirna Osorio y Mauricio Troyas eligieron a Montecino e, insólitamente, los dos candidatos al cargo se votaron entre sí.

Quedaba la votación empatada con tres votos para cada uno, más las tres abstenciones, por lo que faltaba el voto de Zaragoza, y este hizo una jugada que dejó a todos estupefactos: se abstuvo. Esta decisión provocó la ira del oficialismo, aunque el demócrata se excusó argumentando que si bien nominó a Sendra, nunca dijo que lo iba a votar.

Con falta de definiciones, se recurrió nuevamente a las monedas y la suerte para decidir al ganador. Con una de 10 centavos, Sergio Sendra tomó revancha se quedó con la Vicepresidencia Segunda.

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 21:38
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 21:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'