Poemas de verano: Carlos Skliar

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen poema...

1. 

La soledad gira en el sentido contrario a las agujas del reloj, en la dirección contraria a la traslación de la tierra, en el camino inverso de la humillación y en el mismo abismo que el de la intensidad del amor. 


2. 

El fuego que destruye y que, en su destrucción, ilumina. 

Un fuego que quema y que en su combustión desprende una humareda de ausencias y unas cenizas que esparcirán todo aquello que creíamos ser y no somos, todo lo que pensábamos importante y no pasa de ser fútil y superfluo, todo lo que creíamos inútil, pequeño, harapiento, y acaba por darle sentido y belleza a la vida. La diferencia entre el fuego frente al mar y el fuego de la inquisición. 

La diferencia entre el fuego abrasador y el fuego arrasador. La diferencia entre arder con la lectura, y quemar los libros. La diferencia entre morir sin piedad, y amar sin remedio. 


3. 

Hablan solos. 

A veces se los ve a un costado del sol o frente a los árboles o encima de la luna junto a todos los perros. Hablan solos, pero dicen algo, dicen algo a alguien: a su propia infancia, a sus padres también huérfanos, a un fragmento aún lúcido de ellos mismos. 

Hablan solos porque necesitan decir lo mismo, sin importar que otros ya no quieran escucharlos. 

Hablan solos para sostener los párpados de quienes ya se han muerto. Para que el frío pueda ser rebatido con sus palabras. Para que el amor no los vuelva a dejar en el umbral aciago de la penumbra. Hablan solos porque una conversación trunca les persigue desde siempre.

Por Carlos Skliar

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|12:39
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016