Cuentos de verano: Carolina Fernández

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen cuento...

Avistamiento

Como todos los años, llegan en masa a observar el fenómeno. Pocas veces en la vida se acercan tanto a la costa. Existen diferentes versiones de por qué ocurre. Es probable que algo llame su atención, tal vez sea instintivo o una especie de ritual. Por momentos causa estupor, quizá asco, pero el avistamiento procura traspasar la barrera y saciar esa sed morbosa propia de un acontecimiento sin precedentes. Aunque, en la mayoría de los casos, las ballenas aplauden, se asombran, miran de reojo y se llevan una foto de los humanos como recuerdo.


Extraños

No comprendo qué hago en este lugar, con este hombre, ni siquiera estoy segura de cómo llegué hasta aquí. Tal vez debí detenerme a tiempo cuando aún era posible. Intento no pensar y cierro los ojos, ajena, lejana. Puedo sentirlo, aunque mi cuerpo no reaccione en lo más mínimo. Lo escucho susurrar un "te quiero maríaemilia", todo junto. Suspiro aliviada, confirmado que no soy yo.


Carne

Si al pasar por una carnicería se descubre recorriendo el labio superior con su lengua al ver las costeletas montadas una sobre otra. Si siente que la tira de morcillas le acelera las pulsaciones. Si transpira ante el hueco húmedo y tentador del osobuco y puede percibir un leve cosquilleo bajo el ombligo. No se preocupe, no es morbo a todos nos sucede durante Semana Santa.


Por Carolina Fernández

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|10:08
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|10:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016