Deportes

El humilde Palestino y su sueño de Libertadores

El club chileno vuelve a jugar la Copa luego de 36 años. Su DT, Pablo Guede, dijo que van a disfrutar como si estuvieran en Disney.

“Vos, cuando vas a Disney disfrutás. Te subes a la montaña rusa, ves a la princesa… Y esto es lo mismo. Nosotros no podemos perder un solo minuto de disfrutar de cada momento de la Copa Libertadores”. Las palabras de Pablo Guede, técnico del Palestino, resumen a la perfección lo que supone para el humilde club chileno su regreso, 36 años después, a la máxima competición continental.

Tras clasificar a la primera fase del torneo a finales de 2014, el equipo debió definir con Nacional de Montevideo, claro favorito en la eliminatoria a doble partido. Y sin embargo, un cabezazo del veterano Renato Ramos el pasado 12 de febrero eliminó al Bolso por el valor doble de los goles visitantes (2-2 en el global), y permite al Palestino seguir soñando con nuevas gestas.

La victoria del equipo, que hoy debuta en la fase de grupos de la Libertadores ante otro histórico, el séxtuple campeón Boca Juniors, fue celebrada por miles de hinchas en Chile y hasta recibió la felicitación de Alexis Sánchez, pero también desató la alegría a más de 13.000 km de Santiago, la capital chilena: en ciudades como Belén o Beit Jala el triunfo se vivió intensamente.

Y es que la vinculación del equipo ‘árabe’ con los territorios de Palestina va mucho más allá del nombre del club. El Palestino se funda en Chile en las primeras décadas del Siglo XX con el objetivo de servir a los intereses de la numerosa colonia palestina afincada en el país austral. Una colonia que, ya por entonces superaba las 100.000 personas, siendo la comunidad palestina más grande fuera de Oriente Medio.

La historia del club comienza en el amateurismo, con unos primeros años en los que todos los integrantes de su plantilla eran de origen árabe, pero tras su victoria en la primera –y única hasta la fecha- Olimpiada del Frente Unido de la Juventud Chileno-árabe, celebrada en 1950, el club se propuso dar el salto al profesionalismo, algo que lograba finalmente dos años después.

El otro equipo de Palestina
Desde entonces, el Palestino ha conquistado 2 ligas chilenas, en 1955 y 1978, y dos títulos de Copa, al tiempo que puede presumir de haber contado en sus filas con Elías Figueroa, el mejor futbolista chileno de todos los tiempos, y de mantener el récord absoluto de imbatibilidad del fútbol nacional con 44 partidos.

Pero lo que hace del Árabe un equipo particular va más allá de los logros deportivos. A lo largo de sus casi 100 años de existencia, el club ha estado siempre muy vinculado a la causa palestina y a la cultura de este pueblo. De hecho, los jugadores lucen en la camiseta los colores de su bandera, el número 1 en sus dorsales tiene la forma del mapa de Palestina, y a sus seguidores se les reconoce por la costumbre de llevar los tradicionales pañuelos blanquinegros kaffiyeh.

A la luz de sus últimos éxitos deportivos, el Presidente de la Autoridad Palestina llegó a enviar una carta de felicitación al club en la que afirmaba que “El Palestino es un pedazo de Palestina en Chile”, y muchos ciudadanos de Gaza y Cisjordania ven al equipo chileno como su ‘segunda selección’.

Tras el histórico debut de Palestina en la Copa Asiática de la AFC, y a la espera de que el combinado nacional arranque su camino hacia la Copa Mundial de la FIFA 2018, los aficionados palestinos podrán seguir las andanzas de su equipo ‘del otro lado del mundo’ y soñar con nuevas gestas de este modesto que no se pone techo y quiere seguir disfrutando al ritmo del “Tino tino, Palestino”, su inconfundible grito de aliento.

Fuente: FIFA.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 04:19
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 04:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'