Tips para cuando tenés que dormir en un aeropuerto

Es una situación molesta cuando viajás. Pero hay maneras de sobrellevarlo. Y en algunos aeropuertos la podés pasar muy bien. Enterate y votá.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Hay que estar preparado: un vuelo que se demora, una conexión de varias horas entre un vuelo y otro, un imprevisto que nos hace perder el avión. Sea cual fuere la situación, si estamos en una ciudad ajena y no tenemos hotel donde pasar las horas que faltan para abordar el próximo vuelo –o no estamos dispuestos a pagarlo–, habrá que ingeniárselas para descansar en el aeropuerto. O para que las horas de espera sean lo menos tediosas posible. En Internet, el sitio Sleeping in Airports reúne mucha información y consejos útiles para estas circunstancias.

Por ejemplo, tener en cuenta que los pasajeros con intenciones de dormir no siempre son bienvenidos en todos los aeropuertos; tener a mano agua y snacks para aquellos aeropuertos en los que no hay servicios de comida las 24 horas; anteojos negros para disimular allí donde no admiten que la gente tome una siesta; reloj con alarma para no perder el vuelo; vestimenta cómoda y, esencial, no descuidar las pertenencias.

Mejores y peores

Por otro lado, desde hace varios años este sitio elabora rankings –a partir de los votos de los mismos pasajeros– de los mejores y peores aeropuertos del mundo para estar y, especialmente, para dormir. Los reportes incluyen no sólo cuestiones relacionadas con el confort, sino también los servicios, amenities, limpieza y atención del personal.

Como resultado de los votos de 2013, el primer puesto dentro de los mejores aeropuertos fue para Singapore Changi. No es de extrañar: también la consultora Skytrax, que cada año distingue a los mejores aeropuertos y aerolíneas, lo tiene en primer lugar. Singapore Changi ofrece zonas dedicadas a la relajación con asientos y reclinables donde los viajeros pueden dormir una siesta y luego conectarse a Internet usando el wi-fi gratuito, caminar por uno de los siete jardines o, incluso, hacer una city tour –también gratis– por la ciudad. Hay duchas disponibles (servicio pago), se puede adquirir comida las 24 horas, cuenta con cine, salones de música y TV, pileta de natación, jacuzzi, spa y videojuegos.

También hay que estar preparado para aquellos considerados los peores, como el Aeroporto Internazionale di Orio al Serio, en Bérgamo, Italia: “Este pequeño y popular aeropuerto se llena cada noche con viajeros que esperan la partida de los madrugadores vuelos de RyanAir. Como los asientos son limitados, muchos traen sus bolsas de dormir y duermen en el piso”, explican en el sitio. Pero, agregan en el reporte, en medio de la noche se hace la limpieza y el personal de seguridad levanta a todos los bellos durmientes.