Pollicita revisará el cruce de llamadas entre funcionarios

El fiscal que realizó la denuncia contra la presidenta Cristina Fernández ordenó una batería de medidas en las que se incluyen nuevas testimoniales.

Tras haber realizado la imputación contra la presidenta Cristina Fernández, el fiscal Gerardo Pollicita ordenó medio centenar de medidas para avanzar en la investigación de la denuncia que el fiscal Alberto Nisman elaboró antes de morir. 

La batería de medidas de prueba solicitadas por Pollicita incluye no sólo allanamientos, sino también el pedido de declaraciones testimoniales y el análisis del entrecruzamiento de las llamadas de los acusados en las fechas en que se registraron las escuchas presentadas por Nisman. 

Pollicita realizó también el pedido para que se haga una revisión del registro de visitas de la Casa Rosada y un análisis de las celdas de las antenas de celulares para determinar dónde se encontraban los imputados mientras realizaban sus llamadas, según informa el diario Clarín en su edición de hoy.

Como medida de precaución, el fiscal también ordenó mantener toda la causa bajo secreto de sumario, tratando de evitar filtraciones en una investigación tan sensible como es la que lleva adelante, en la que estarían involucrados funcionarios del gobierno nacional.

De hecho, Pollicita ordenó desestimar todos los lugares en los que Nisman había previsto allanamientos, ya que estos habían trascendido a la prensa, a la vez que mantiene un estricto secreto respecto de los nuevos lugares en los que ordenará peritajes.


Opiniones (0)
22 de septiembre de 2017 | 11:58
1
ERROR
22 de septiembre de 2017 | 11:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'