Aguas divididas por la imputación a Cristina

Mientras que la oposición se encolumnó detrás de la "gravedad institucional" provocada por el oficialismo, desde el Gobierno hablan de un "golpismo judicial".

Distintas voces políticas se escucharon a favor y en contra por la imputación a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por supuesto encubrimiento a los acusados iraníes por el atentado a la AMIA.

Cobos

Julio Cobos, ex gobernador de Mendoza y precandidato a la presidencia, manifestó que la imputación a Cristina "confirma la gravedad institucional en la que estamos: presidenta de la Nación imputada y vicepresidente procesado. Espero que el gobierno sea prudente en sus declaraciones y dimensione lo que estamos viviendo".

"La justicia debe trabajar en forma tranquila y corresponde que el fiscal designado continúe llevando adelante la investigación y resuelva lo que su criterio indique. Queremos funcionamiento pleno de las instituciones y esto es: justicia independiente y garantías de defensa para las personas que afectadas por la denuncia. Se requiere en este momento, sentido común, prudencia y responsabilidad", añadió.

campagnoli

Por su parte, el fiscal José María Campagnoli expresó que este nuevo avance en la causa denunciada por Alberto Nisman días antes de su misteriosa muerte "la consecuencia lógica" del procedimiento judicial y consideró que la denuncia de Nisman "merecía el tratamiento que se está dando".

Además señaló, en declaraciones periodísticas citadas por el diario porteño Perfil, que "espero que todas las hostilidades y agresiones contra los fiscales queden nada mas en un fuego de artificio".

Dario Giustozzi

Mientras que el presidente del bloque de diputados nacionales por el Frente Renovador, Darío Giustozzi, indicó que estos hechos marcan "un ciclo político con un desenlace desbastador" y reclamó como "necesidad imperiosa" tener "una justicia independiente y sin interferencias".

"Más calidad institucional, con más calidad política y más transparencia para nuestra democracia. Cada uno debe hacer su trabajo con responsabilidad y en estos casos dejar que la justicia avance", resaltó el jefe del bloque del FR.

En la misma línea, la diputada nacional Laura Alonso (Unión PRO) afirmó que es de "una suma gravedad institucional" la imputación que realizó el fiscal Gerardo Pollicita contra la presidenta Cristina Fernández por el presunto encubrimiento de Irán en la causa por el atentado contra la AMIA.

Laura alonso

"El fiscal ha dicho que hay sospecha simple de que la presidenta participó de un ilícito o sea en el encubrimiento denunciado por el fiscal Nisman. Ahora hay que dejar que el juez y el fiscal que entiende en esta causa trabajen sin presión ni interferencias", afirmó la legisladora.

Alonso indicó que como vicepresidenta de la Comisión de Juicio Político sigue "cada nueva situación con atención porque es de una suma gravedad institucional" el delito que se le imputa a la mandataria.

"Espero que la Presidenta aproveche esta situación para explicar ante el juez como tanto lo quería el propio fiscal Nisman y es una obligación de Cristina Kirchner hacerlo".

Margarita Stolbizer

Finalmente, la diputada nacional por el GEN Margarita Stolbizer consideró que la imputación a Cristina Fernández por encubrimiento resulta "fundamental" para que se "avance" en la investigación de Nisman.

"La imputación es fundamental para que se avance en la investigación de Nisman y que fue, sin duda, la causa de su muerte", sostuvo Stolbizer sobre el fallecimiento del fiscal, que fue encontrado muerto a horas de exponer en el Congreso sobre su denuncia contra la Presidenta y distintos dirigentes oficialistas.

"Esta cuestión nos pone en la mirada atenta y crítica del mundo entero, y por eso la Justicia debe dar muestras de su independencia, actuando con diligencia para garantizar el funcionamiento del estado de derecho y las instituciones democráticas", indicó Stolbizer en un comunicado.

A favor de Cristina

Pero no todas las opiniones fueron halagos a la decisión del fiscal Gerardo Pollicita de imputar a la mandataria. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, denunció que esto forma parte de una "estrategia de golpismo judicial activo" tendiente a desestabilizar al Gobierno. 

Capitanich jueves

"Observamos una estrategia de golpismo judicial activo, una estrategia de desestabilización. Es golpismo judicial activo porque la denuncia (acusando a la presidente Cristina Fernández de proteger al terrorismo) no persigue una finalidad judicial sino política", denunció Capitanich según la agencia Noticias Argentinas

El jefe de ministros señaló que la imputación realizada a partir de la denuncia del fallecido fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, "no tiene ningún tipo de validez jurídica porque no existen pruebas ni siquiera indiciarias de culpabilidad" y agregó que "es necesario que el pueblo sepa que se trata de una enorme operación, de una estrategia de desestabilización política para ocultar a los verdaderos autores del hecho". 

"Se pretende asociar a este Gobierno con un hecho que enluta al pueblo argentino (el ataque a la AMIA), pero los fracasos sistemáticos y reiterados en la investigación corresponden a la Justicia", expresó. 

Anibal fernandez

En el mismo sentido, el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, dijo que la imputación "carece de todo valor jurídico" y que es "una clara maniobra de desestabilización antidemocrática". 

"Es una clara maniobra de desestabilización la generada por este fiscal. La denuncia de Nisman es un bodoque y en esa presentación no hay un sólo delito", sostuvo al ingresar a la Casa Rosada.

Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 10:16
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 10:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. fuerza morochaaaa!!!!
    2
  2. POBRE SANTA!.....TANTO QUE LUCHÓ POR LA PATRIA Y AHORA LE HACEN ESTO!.......................................
    1
En Imágenes