Cuentos de verano: Juan Mauricio Domínguez

En la playa, bajo la sombra de un árbol, al amparo de un aire acondicionado... Nunca viene mal un buen cuento...

Los infiltrados

Hoy hablé por última vez con Efraim. En los meses finales del ’93 fui instructor de manejo en la montaña, en la zona que aún se llama Melipal, en Bariloche, Río Negro. Tuve pocos alumnos pero no es el punto. El punto es una alumna. Mejor dicho, su marido. Argentino, de Bs. As., no muy alto y de mirada clara, tenía ya 72 años, la mayoría de abogado y se llamaba Carlos Ramirez el esposo de mi alumna. Solíamos sentarnos a conversar, antes o después de las clases, en el porche de un pequeño comercio con sillas al sol (o la lluvia).. En esas charlas descubrí a un hombre no solo con una memoria prodigiosa sino con un conocimiento de la historia, particularmente reciente, que no figuraba en los libros. Debí agradarle por algo (la política es mi placer secreto) y se dejaba preguntar con la generosidad de los que quieren dejar un legado. Entonces fue que conocí a Efraim, discípulo y amigo de Carlos. Cada encuentro íbamos y veníamos por el siglo XIX y XX de nuestra historia, algunas veces bajo la mirada de aprobación de Efraim, y no recuerdo cómo, paramos en el 23 de enero de 1989, día del ataque al cuartel de La Tablada.

  • Fueron infiltrados, dijo Carlos y perdió la vista en la tarde.

  • Carlos, disculpemé, esos fueron unos loquitos con un mal gusto por el fusil y los ’70 le contesté hecho un docente y largué varios datos, lo que por entonces se sabía, y reparó en uno. Cuando le dije que los alzados quisieron parar un golpe que se venía me sostuvo el brazo y la mirada y dijo:

  • Eso es ser infiltrado. En periodismo se llama pescado podrido, pero esto es más grave. La jugada es así, continuó. Los servicios de inteligencia buscan sujetos o agrupaciones, patrióticas y fanáticas de derecha o izquierda, no importa, y las infiltran. Sin no son fanáticas, las fanatizan. Y esperan. A veces meses, a veces años hasta que llega el momento en que precisan desestabilizar. Años eleccionarios, políticas contrarias a los grandes grupos económicos. Tal vez necesidad de vender armas, lo que sea y ahí un infiltrado, a los gritos larga la idea de armar quilombo, en medio de la agrupación y de repente aparecen las armas los documentos falsos. Nadie los allana. Nadie los molesta. Precisan que el ataque salga bien. Todas las miradas culpan al gobierno de turno. Nada los detiene. ¿O vos te pensás. dijo haciendo gesto con la mano, ¿vas a llevar a gente instruida, con estudios, algunos abogados, a un absurdo? ¿¿Te imaginás lo que tuvo que ser el chamuyo del 23 de enero para que se zamparan semejante anzuelo?? Estaban infiltrados, los del MTP estaban infiltrados. Y bien podridos. Lo que pasa es que en estos hechos, a quienes pueden delatar la verdad, los matan. O quedan presos de por vida. Fijate que hubieron varios fusilados en el regimiento La Tablada, ese día de enero. De algún lado les llegó la orden de matar a dos. Hubieron dos que los agarraron vivos pero sí o sí los tenían que matar. Y los mataron. Cuatro desaparecieron. Por eso es que ahora está preso el coronel Mohamed. El Turco, siendo ya presidente, no puede creer que un abogado conocido suyo se haya dejado matar porque sí y busca a otro musulmán renegado, (así habló del coronel), para que averigüe que datos tenían los del MTP para realizar el copamiento y el coronel Mohamed, te la hago corta, llega a un informante en Brasil que le explica que la CIA estaba poniendo sus hombres y lo iba a hacer en toda Latinoamérica: Empezando por Panamá (en 10 años U.S.A. debía devolver el canal) Perú, Brasil, Venezuela, Argentina…Como en los 70’ con Pinochet, Videla, Banzer… . El coronel, patriota, vuelve a la Argentina y arma el golpe cuando ve que invaden Panamá. Él, protesta por la burla de la operación “Causa Justa” y lo meten 10 días preso. Es que el presidente de Panamá era colaborador de la CIA y el coronel lo sabía por haber laburado en ese país. Bah, todo el mundo lo sabía. me aclaró_ Cuando invaden Panamá, al presidente le encuentran más de 8 millones de dólares. La CIA, durante el juicio que fabrican, le devuelve los 8 millones para que pague abogados. ¿Qué tal? Si la guita era trucha ¿Se la iban a devolver? Querían el Canal.Ninguno de los dos va a salir con vida de la cárcel. Ni el panameño ni el coronel. Te cuento un caso en el que estuve, siguió. Unos pibes, -hablaba así, bien porteño-, unos pibes, no sé si te acordás, secuestraron un avión de Aerolíneas, año ’66 y lo aterrizaron en Malvinas.

  • Algo me acuerdo, dije. Plantaron Bandera Nacional y como no pudieron copar las islas, se entregaron al capitán del vuelo que secuestraron…

  • Si! - Me cortó-. Por no rendirse ante un inglés. Ok. Yo era amigo de varios de esos pibes, muy jóvenes algunos. Bueno, fueron infiltrados. Así es como Carlos lo dijo, así lo recuerdo, así lo repito. Fueron infiltrados. Les dejaron subir las armas, tomaron el avión y allá los esperaban y allá los detuvieron. Mejor dicho, Onganía los detuvo y ese presidente de facto se las hizo pagar mostrando al mundo su obediencia. Los pibes pudieron haber tomado las islas, pero los estaban esperando.

  • Y con qué sentido armar ese secuestro? le pregunté queriendo entender para que podía la Central de Inteligencia querer el “incidente” y Carlos, sin arrogancias, con el gesto de aprobación de Efraín me dijo:

  • Por la ONU. Además, leé las palabras de Churchill. Siguió. Inglaterra ya no tenía argumentos. Tenía que sentarse a negociar sobre las islas. No lo iba a hacer, de huevo, pero el “incidente” les dio la excusa política que precisaban hasta el ‘82. Por ejemplo los saqueos.

  • Los saqueos qué, pregunté

  • Si les preguntas, creen que fueron ellos a saquear, por su hambre o lo que sea. Y no. Los saqueos a Alfonsín, hasta donde sé, los armó la CIA para desestabilizar y poner a su hombre. Ellos incendiaron los barrios que tenían medio cocinados, pero si preguntas por las villas, nadie sabe de dónde salió la voz de aura. La voz vino del norte y fue para poner su hombre. Pensarás que es el Turco, pero yo sé que es el Ministro de Economía. El Ojudo era el hombre. Con esto remató la tarde -No tienen límites.

Así, desgranamos varios encuentros. Alguna vez me dijo-Cuando se dé un salto tecnológico importante, estate atento porque se viene. El Pulqui, 1° avión a reacción en Latinoamérica. A Perón lo voltean en setiembre del ’55. Marzo del ’56, el Pulqui no volaba más. Después lo cambiaron por el Pucará, avión a hélice. El Malbrán y Los Bastones Largos, el proyecto Cóndor. Ronald Richter convenció a Perón de la fusión fría. Lo trataron de loco. Hoy en Europa quieren inaugurar un laboratorio de fusión controlada. Atucha, primer central nuclear de Latinoamérica. Quisieron hacer Atucha II. La pararon para siempre. Pero, cuando ya esté el ataque, atendé esto: La gallina que cacarea es la que quiere los huevos. El primero que se pone a llorar, es al que han bautizado. Logrado el ataque, se viene el segundo. El segundo es el que se lleva puesto a cualquiera, y ahí el problema no son los malos. El problema son los buenos. Siempre son los buenos. Ellos se juntan de corazón, porque tragaron el anzuelo, entonces, los invitan a golpear dos bombos con banderas a una embajada y cuando levantan los cartones pa’venirse encuentran mal tapado por papeles a un “pobre” embajador asesinado.



La última vez que vi a Carlos hablamos de las truchas y el Limay.



Nunca más volví a verlo a él ni a su esposa. Solo quedé en contacto con Efraín. En alguna charla de teléfono, me contó de un accidente y que Carlos con su mujer habían muerto. Cada tanto nos hacíamos una llamada que, ahora pienso, las hacía él. Como la de ayer. Aproveché para preguntarle qué opinaba de todo esto de la denuncia de encubrimiento a Irán y, canchero (ahora él debe pisar los 70 años) me dijo- Es de manual. El ataque al diario y la denuncia del fiscal van de la mano. Al fiscal lo infiltraron. Infiltraron la fiscalía, como a los hermanos que entraron al periódico francés.

  • Estás loco, me salió sin pensar.

  • Seguro pibe, me contestó. No ves que igual que en las torres encontraron un documento de los hermanos asesinos? Dicen que se les cayó en la huida del ataque al diario. De manual. Cuando saltó esa patada, todos los que quieren manejar por el terror el mundo diciendo que combaten al terrorismo hicieron circo común y se juntaron en Francia. Entonces, desde acá plantaron al fiscal. Para cargarse un gobierno acusándole de aliado del terrorismo. Se lo quisieron hacer a Fidel con la lancha en 2003. Tres pibes enfierrados en la isla secuestraron una lancha para llegar a Miami. Se quedan sin combustible y los convence la Guardia Costera Cubana de que se dejen remolcar hasta el puerto de la isla, que ahí les iban a dar el combustible a cambio de una par de rehenes. Los muchachos aceptan y los capturan. Fidel ya había leído la jugada. En menos de 12 horas, con un juicio sumario, los fusila. A los 3. Fidel sabía que los pibes no iban a hablar con nadie, no iban a llegar a suelo Yankie. Iban a capturarlos y a acusar a Cuba de terrorismo por un par de turistas extranjeros que viajaban a bordo. Fidel supo que era un grupo infiltrado y tuvo que dejar en claro que se había dado cuenta y que no iban a poder acusarlo de aliado de terroristas. Infiltrados, pibe, como la fiscalía. Al fiscal lo infiltraron. Lo usaron y alguien de su entorno, tiene la posta. Aunque ese no va a hablar, si es que no está muerto. Lo lamentable, nene, es que lo peor está por venir. Mejor te llamo mañana. Voy a una reunión pero tengo algo que decirte. Mañana. Cuando dije OK, él ya había cortado.

Ese día vi las noticias y noté que una pelea de hotel la titularon casi de terrorismo. Dentro mío pensaba que ya deben estar los policías que van a matar a los nuevos Kosteki y Santillán, como cuando se cargaron a Duhalde. Y si lo hacen, se van a cargar a la presi, pensé. Quizás sea como con Chávez en 2002, o Correa en Ecuador.

Al otro día busqué las palabras de Churchill y las encontré así
“No dejen que la Argentina se convierta en potencia, porque detrás de ella arrastrará a toda Hispanoamérica”.

” LA ESTRATEGIA Y OBJETIVO ES DEBILITAR Y CORROMPER POR DENTRO A LA ARGENTINA , DESTRUIR SUS INDUSTRIAS , SUS FUERZAS ARMADAS , FOMENTAR DIVISIONES INTERNAS DESTRUYENDO LAS ESTRUCTURAS PARTIDARIAS INFILTRANDOLAS , APOYANDO A LOS BANDOS DE DERECHA E IZQUIERDA . ATACAR A SU CULTURA EN TODOS LOS MEDIOS. IMPONER DIRIGENTES POLITICOS QUE RESPONDAN A NUESTRO IMPERIO. ESTO LOGRARÁ LA APATIA DEL PUEBLO Y UNA DEMOCRACIA CONTROLABLE DONDE SUS REPRESENTANTES LEVANTARAN SUS MANOS EN MASA EN SERVIL SUMISIÓN”

Leer eso me hizo hervir la sangre y estaba pensando en el Pulqui y en Arsat-1cuando Efraim me dio, la que ahora sé, fue su última llamada. Levanté el tubo y el dijo su clásico:

Cómo estás, nene!

Bien, bien Efraim.Y vos?

Qué querés!…Sabés que todo esto está podrido. Si a tu amiga se la cargan, será como en el “Informe de Cuba hasta el fiscal” y es porque los servicios ya tienen al bautizado. Tal vez sea el jefe porteño. Qué importa. Pero no es para eso que te llamo. Viste que van a crear una nueva agencia, no?

Si, Efraim, leo noticias. Desarman la vieja y arman una nueva…

Cooorrreectooo, bromeó. Bueno. Hay dos o tres puestitos y te quería en uno, para que hagás un buen laburito desde tu provincia. ¿Qué te parece? terminó.

Se hizo un silencio. No habló y yo corté. Corté, no porque pensase que podría terminar laburando para desestabilizar al próximo presidente. No. Lo hice porque dentro de mí sentí el calor que he visto irradiando en las fotos de los que (ya puedo asegurarlo) han sido infiltrados.

(N del E: Todos los hechos narrados aquí, son ficticios y Efraim no se llama Efraim)

Por Juan Mauricio Domínguez

¿Qué sentís?
50%Satisfacción17%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre33%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|07:31
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|07:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016