“Mono” Izarrualde: "Hay que mostrar el arte, no sólo llenar Cosquín”

Actuará en el Festival de Folclore por fuera del escenario principal. En tanto, este talentoso músico reflexionó en forma crítica sobre la programación de esa clase de espacios.

El artista reflexionó en forma crítica sobre la programación de esa clase de espacios y aseguró que los organizadores "deberían dedicarse a mostrar lo que pasa en el arte y no sólo preocuparse por llenar una plaza".

"En los festivales se perdieron los códigos. En su momento lo importante eran los artistas, hoy la cosa pasa por otro lado" "En los festivales se perdieron los códigos. En su momento lo importante eran los artistas, hoy la cosa pasa por otro lado. La obligación es meter lo mejor que tenés porque existe una cantera de músicos impresionante", expresó el flautista en diálogo con Télam.

La Orquesta Los Amigos del Chango, que el viernes desde las 21.30 se presentara en Hasta Trilce (Maza 177, Almagro), gestó uno de los encuentros musicales más intensos del último Festival de Cosquín en la peña programada por la cantante Paola Bernal y no en el escenario de la Plaza Próspero Molina, donde se desarrollaba la actividad oficial.

"Para la Orquesta fue una experiencia buenísima tocar en Cosquín, aunque no haya sido en la plaza. Nos dieron la oportunidad de tocar, de hacer una buena prueba de sonido, de compartir la noche con el Dúo Coplanacu y terminó pasando que la prensa que estaba en la plaza se cruzó para cubrir lo que estaba pasando en la peña", relató Izarrualde.

"Yo creo que la Orquesta está para tocar en cualquier festival en la medida en que se respete una buena prueba de sonido y que no sea de cualquier manera. Preferimos ir pasito a pasito si eso no se da nos corremos", afirmó.

Sobre la controvertida programación de la edición 2015 de Cosquín, que incluyó figuras del espectáculo ajenas a todas las tradiciones populares, por dentro y por fuera del folclore, Izarrualde mostró una posición crítica.

"Escuché desafinaciones espantosas. Se pueden meter cosas más efectistas, pero al mismo tiempo de calidad. Lo que no se puede es perder el hilo, que tiene que ir por otro lado. Hoy le escuché decir a un médico de un hospital que en su profesión se habían perdido los códigos; bueno, los organizadores de festivales también los perdieron", expresó.

La Orquesta Popular de Cámara nació en 2009 al mando de Chango Farías Gómez y, tras su fallecimiento el 24 de agosto de 2011, a los 73 años, adquirió su actual denominación.

La formación comprende a Rubén Izaurralde en flauta traversa y voz; Nestor Gómez (orquestación, arreglos, guitarra y bombo legüero); Luis Gurevich (piano); Jerónimo Izarrualde (batería y voz); Ricardo Culotta (trompeta y fiscorno); Omar Gómez (bajo); Santiago Martínez (violín); Aleix Durán (clarinete y clarinete bajo); Agustín Balbo (guitarra eléctrica); Daniel Gómez (bandoneón) y Manu Uriona (percusión).

La Orquesta se presentará mañana en Hasta Trilce donde repasará el repertorio de su único disco, "Música Clásica Argentina. Volumen I" y adelantará material de su próximo trabajo de estudio, cuya salida se prevé para el segundo semestre del año.

"Llevamos un par de meses fuera del circuito de Buenos Aires y queremos que algunas obras del disco nuevo tengan rodaje suficiente antes de empezar la grabación. No hay que perder la continuidad de toque", apuntó Izarrualde.

"Nosotros tenemos la predisposición para tocar pero también queremos que los lugares tengan la predisposición de valorar a los artistas. Cuando se genera un ambiente donde lo más importante es la venta de bebidas y la picada estamos en el horno. Pero hay lugares donde todavía se valora la escucha", concluyó.


Fuente: Télam. 

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 04:53
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 04:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia