Descubrí uno de los paraísos ecológicos de Argentina

Es uno de los humedales más grande del mundo, un lugar para disfrutar de la naturaleza y desconectarse de todo.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Llegar a los Esteros del Iberá no es tarea fácil. El camino desde Mercedes hasta Colonia Carlos Pellegrini es de ripio, son 120 km, pero la travesía bien vale la pena. Es un destino exclusivo para amantes de la naturaleza y del ocio, un lugar para descansar y desconectarse de todo. Me sorprendió la cantidad de extranjeros que visitan los esteros y se deslumbran con esa explosión de naturaleza.

Ubicados en el centro de la provincia de Corrientes, componen uno de los humedales más grandes y ricos del mundo, un valioso reservorio de agua dulce y un ecosistema acuático único. Este complejo de lagunas, esteros, bañados, camalotales y embalsados, donde se refugian miles de especies animales y vegetales; debe su nombre a la laguna Iberá, vocablo guaraní que significa “agua que brilla”. En 1983, una zona de 13.000 km2 fue declarada Reserva Natural Provincial para proteger la biodiversidad; desde ese momento, las especies autóctonas se multiplicaron llamativamente, en especial en la laguna Iberá.

Qué hacer?

La actividad principal es el avistaje de flora y fauna va una breve descripción de esta y otras actividades que no se tienen que perder.

Visitar el Centro de Interpretación de la reserva: se encuentra justo antes del puente que lleva a Colonia Pellegrini. Tiene salones de exposición que informan acerca de la geografía, la historia, el clima y la diversidad biológica del parque. De allí parten algunos senderos; hay guías baqueanos que ofrecen sus servicios para hacer más provechosa la visita, ya que ellos orientan la mirada para encontrar animales entre el follaje.

Esteros3

Un yacaré mimetizado con el paisaje.

Avistaje de flora y fauna: Puede verse gran cantidad de especies, muchas de ellas amenazadas, como el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el carpincho, el aguará guazú, el yacaré negro y el overo, la boa curiyú, el lobito de río y el mono aullador o carayá. Una enorme variedad de aves como: garzas, cigüeñas americanas, ibis, ipacaás, patos, carpinteros, algún martín pescador, monjitas, lavanderas, benteveos. Algunos con mucha paciencia vieron el tordo amarillo, el yetapá de collar, la monjita dominicana y el cardenal amarillo, difíciles de encontrar en otros sitios. Entre los peces se destacan los dorados, surubíes, pacús, palometas, mojarras, tarariras y armados. Entre la vegetación de los esteros hay especies acuáticas como el camalote, los pirizales y el irupé, que provoca el fenómeno de los embalsados, islas flotantes que embellecen el paisaje de las lagunas. La mejor opción para conocer de cerca su paisaje y sus habitantes es embarcarse. Las excursiones en lancha o canoa por la laguna Iberá bajo la guía de un baqueano permiten espiar la vida de animales, deleitarse con la vegetación, hacer safaris fotográficos y hasta caminar sobre los embalsados. Recuerdo haber hecho esta excursión por la mañana temprano y al atardecer.

Esteros2

El carpincho en el agua entre pastizales.

También vale la pena navegar el río Miriñay. Su costa poblada de palmeras es otra postal típica de la selva paranaense.

Paseos nocturnos: Por la noche el cielo negro se inunda de estrellas, la quietud del lugar invita a pasear. Decenas de ojos colorados aparecen en la oscuridad cuando se ilumina el agua con un reflector; los sonidos nocturnos son otros, y vale la pena explorarlos, en el agua o también en la tierra, en una caminata guiada.

Esteros7

Cae el sol sobre en los Esteros del Iberá.

Tips

* Los Esteros se visitan desde la Colonia Carlos Pellegrini, un pueblo muy chico; no hay bancos, cajeros automáticos ni farmacias. Lleva todo lo que vayas a necesitar. No olvidar el repelente, ni el protector solar.

* Las posadas y estancias poseen el régimen de pensión completa. Mi experiencia en Aguapé Lodge fue increíble: la hospitalidad de sus anfitriones, la calidez del lugar a orillas de la laguna y la comida deliciosa todos los días.

*Las excursiones pueden contratarse desde Colonia Pellegrini; algunas se contactan exclusivamente desde las posadas, pero otras pueden tomarse de manera independiente.

*La mejor época para ir Otoño- Invierno- Primavera.

* 2 o 3 días es suficiente.

* A primera hora de la mañana y al atardecer los animales despliegan su mayor actividad; son los mejores horarios para observarlos.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (1)
2 de Diciembre de 2016|14:59
2
ERROR
2 de Diciembre de 2016|14:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUÉ LEJOS ESTÁ ESTE LUGAR DEL ZOOLOGICO DE MENDOZA , LIBERTAD Y CALIDAD DE VIDA NATURAL PARA LOS ANIMALES
    1