La empleada de Nisman reavivó el misterio de la puerta

En su declaración en la causa explicó que hubo una traba que siempre el fiscal dejaba cerrada pero que no lo estaba el día de su muerte.

Gladys Gallardo trabajaba como empleada doméstica de Alberto Nisman y, de acuerdo a lo que publica en su edición de hoy el portal del diario porteño La Nación, en su declaración aseguró que al escuchar al cerrajero contratado para abrir la puerta del departamento del fiscal le llamó la atención un dato: Siempre que Nisman estaba solo en su departamento, dejaba la puerta de servicio con un traba que se abría solamente por dentro, pero el día que lo encontraron muerto esto no fue así.

"Él siempre que estaba solo ponía la traba. Era una traba de esas redondas. Tiene que haberle abierto a alguien", declaró Gallardo, quien tenía llaves de la puerta de servicio, pero siempre debía tocarle timbre a su jefe para entrar cuando este estaba en su casa.

La empleada doméstica de Nisman también explicó que la última vez que lo vio fue el jueves y que fue ella quien dejó la nota con la lista de cosas que necesitaba del supermercado y no Nisman, como se especuló desde un principio.

En su declaración, Gallardo reveló que inicialmente había pautado con su empleador que tendría vacaciones hasta el 23 de enero, fecha en la que Nisman regresaría de Europa y acordada con este, por lo que le sorprendió cuando el 6 de enero se comunicaron con ella para decirle que el fiscal volvería antes de su viaje, por lo que tendría que presentarse a trabajar.

En detalle, el informe del diario La Nación resume en los siguientes puntos lo que dijo Gladys Gallardo:

  • La puerta de servicio: Dijo que cuando estaba solo, el fiscal cerraba esa puerta con una traba interna. El día que lo encontraron muerto, no fue así. Cree que le abrió a alguien.

  • La lista de compras: Afirmó que ella le dejó la lista al fiscal, y no al revés. Nisman se encargaba de las compras.

  • Vacaciones abortadas: Gallardo se iba a reincorporar recién el 23 de enero, pero Nisman la hizo llamar para que volviera el 6. Una secretaria le dijo que el fiscal volvía antes de Europa.

  • El diálogo final: La última vez que lo vio, Nisman le habló de la denuncia. Le dijo: "Me van a querer voltear pero no van a poder".

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 01:59
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 01:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes